NASA afirma que podría haber vida microorgánica en las lunas de Saturno

NASA afirma que podría haber vida microorgánica en las lunas de Saturno

Esto podría reunir las características necesarias para que dichos satélites alberguen vida microscópica.

Una investigación realizada por la NASA podría estar dando resultados bastante favorables para encontrar vida en otros planetas, por lo menos en grado microscópico. La sonda Cassini descubrió diversos géiseres en Encélado, una de las lunas de Saturno, sin embargo tuvieron que pasar varios años para analizar los componentes del gas que estaban expulsando, logrando llegar a la conclusión de que estos, posiblemente, sean capaces de albergar vida de alguna manera, confirma CNN.

La composición del gas reúne las condiciones para que ciertos microorganismos realicen un proceso llamado metanogénesis, una forma de metabolismo microbiano la cual permite el desarrollo de bacterias en condiciones extremas, algo que también se repite en el satélite Europa. Claramente, ya casi sin lugar a dudas, acá hablamos de que podría haber este tipo de vida en un lugar que no es la Tierra.

Según la NASA, y ya para calmar los ánimos, aún no existen indicios de que haya vida en otros planetas, sin embargo el optimismo de la entidad espacial hoy se encuentra por las nubes, dadas las altas probabilidades que tienen de poder encontrar algún tipo de actividad alienígena en estos lugares, por más mínima que esta sea. Esto es importante de destacar ya que Cassini lleva un buen tiempo rondando el planeta en cuestión, por lo que no está diseñada para estos fines. Por increíble que nos parezca, y si bien ahora tenemos ciertas evidencias empíricas de que podría haber microorganismos en este lugar, también es probable que la misma nave esté llena de estos elementos y nosotros ni siquiera lo sepamos.

La composición de estas lunas, según indica la entidad, consta de una capa de hielo -agrietada- de cinco kilómetros de espesor, la cual cuenta con agua en estado líquido bajo ella. En el fondo marino, se encuentran algunos puntos de calor que la NASA ha detectado utilizando sensores de temperatura, los cuales generan la presión para estos géiseres.

La entidad aún se encuentra transmitiendo diversos descubrimientos por medio de distintos canales audiovisuales, por lo que muy posiblemente veamos más novedades dentro de las próximas horas, días o semanas.