Facebook envía reporte por transmisión de un asesinato en Live

Facebook envía reporte por transmisión de un asesinato en Live

El domingo ocurrió otro caso de asesinatos transmitidos por Facebook Live.

El día domingo un estadounidense transmitió el asesinato de un hombre a través de Facebook Live, junto a su respectiva confesión. El video estuvo disponible durante cerca de dos horas antes de que la cuenta del asesino fuera denunciada y dada de baja, eliminando el video del sistema igualmente, lo cual, por razones más que obvias, ha generado todo un debate sobre el rol que este tipo de servicios está desempeñando hoy en día.

Por este motivo, Facebook hizo públicos los registros de este hecho, aclarando que las primeras denuncias llegaron bastante después de que los videos fueran posteados en esta red social. Según publica Engadget, todo ocurrió de la siguiente manera:

11:09AM PDT – Primer video, dando a conocer sus intenciones de asesinar a la víctima. No fue reportado a Facebook.
11:11AM PDT – Segundo video, mostrando los disparos de manera explícita. Fue subido a la plataforma.
11:22AM PDT – El sospechoso confesó el asesinato en una transmisión en vivo de cinco minutos.
11:27AM PDT – La transmisión finaliza y es reportada de inmediato a Facebook.
12:59PM PDT – El video de los disparos fue reportado por primera vez.
1:22PM PDT – La cuenta del sospechoso es deshabilitada y los videos ya no están disponibles para el público.

El vicepresidente de operaciones globales de Facebook, Justin Osofsky, dijo en una declaración que “estamos constantemente explorando maneras en que la nueva tecnología nos pueda ayudar a garantizar que Facebook es un lugar seguro. La inteligencia artificial, por ejemplo, juega un papel en este trabajo, ayudándonos a prevenir el hecho de compartir estos videos”.

Lamentablemente esta no es la primera vez que ocurre algo como esto en la plataforma, por lo que la empresa tiene bastante trabajo por delante para evitar este tipo de transmisiones. Por otro lado, también el foco debería estar puesto en la salud mental de la gente en términos generales, ya que finalmente la culpa de todo esto no es completamente de la tecnología y sus avances, sino que de la falta de voluntad política para aplicar medidas públicas relacionadas a tratamientos psicológicos y ayuda terapéutica.