El diseño del iPhone 8 podría cambiar drásticamente por problemas de producción

El diseño del iPhone 8 podría cambiar drásticamente por problemas de producción

Y hay renders de cómo se vería el equipo.

No sabemos cómo se llamará el iPhone que rememore los diez años del equipo tan amado y odiado en iguales partes. Habrá iPhone 7s y 7s Plus, eso es casi un hecho, pero el iPhone 8, o iPhone X, o iPhone Edition podría estar en problemas.

Uno de los grandes rumores en torno al nuevo equipo de los de Cupertino es que tendría muy pocos bordes (como el Galaxy S8) y que el lector de huellas dactilares ocuparía una tecnología tan avanzada que podría ir debajo de la pantalla.

Pues parece que nos quedaremos con las ganas de ver eso, al menos este año, según informa AppleInsider, ya que no existiría el poder de producción para llevarlo al masivo público de la manzanita mordida.

Dado lo anterior quedan tres opciones posibles:

  1. Confiar el desbloqueo del equipo solo al reconocimiento facial (muy improbable)
  2. Mover el sensor TouchID al posterior del equipo
  3. Retrasar el lanzamiento del terminal y solo anunciarlo en septiembre

El primero ya lo podríamos descartar, a menos que se les ocurra tener otro gran arranque de “coraje”, como cuando quitaron el conector jack de audífonos.

La segunda es probable, aunque difícil, ya que fuentes internas de la compañía claman que esta posición no la terminan de encontrar coherente.

Respecto a un atraso del equipo, este sería un duro golpe para la compañía ya que el usuario final ha acumulado demasiado hype respecto al equipo.

Si se diera la opción número dos, porque obviamente Apple ya trabaja en este plan de emergencia, esta sería su apariencia de acuerdo a filtraciones de 9to5Mac (vía Weibo):

Renders de la misma fuente muestran que el equipo se vería de esta forma de acuerdo a los planes anteriores:

¿Estás ansioso por el nuevo lanzamiento de Apple en septiembre? 

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.