Descubren proteína que almacena VIH de manera secreta en pacientes infectados

Descubren proteína que almacena VIH de manera secreta en pacientes infectados

El descubrimiento ayudaría a erradicar el virus completo de nuestro organismo, si es que todo avanza como se espera.

Por lo general, los antiretrovirales son la mejor manera de combatir el VIH en pacientes infectados, sin embargo, por mucho que se pueda controlar la infección, de igual manera las células contaminadas vuelven a aparecer. La buena noticia es que un grupo de científicos franceses tal vez haya dado con la manera de que esto no vuelva a pasar, ya que identificaron a una proteína que guarda de manera secreta el virus, cuando los pacientes se encuentran aparentemente libres de su presencia, informa Engadget.

La particularidad de la proteína CD32a es que sólo está presente en las células infectadas, por lo que de alguna manera sirve como biomarcador para eliminar la enfermedad del cuerpo. Esto, evidentemente, podría llevar a que los científicos desarrollen un anticuerpo para borrar su presencia, y de paso ayudar a curar este mal. Cabe destacar que decimos esto porque la infección sigue estando presente en otras estructuras que no contienen la molécula antes mencionada, por lo que aún es imposible curar de manera definitiva el VIH.

El descubrimiento fue realizado por un equipo de la Université de Montpellier, liderado por Monsef Benkirane, quien señaló a Nature que todo lo anterior fue realizado gracias a la tecnología de la que disponemos por estos días. “Desde 1996 que nuestro sueño ha sido matar a estas horribles células escondidas, pero no teníamos manera de hacerlo porque no las podíamos reconocer”, dijo.

Lo que queda por hacer ahora es seguir con las pruebas y atacar las primeras partes del cuerpo que se ven afectadas por esta enfermedad, siendo estos los nódulos linfáticos y el estómago. Si bien existe la esperanza de algún día eliminar este virus de nuestro sistema, lo cierto es que en el último tiempo hemos ido avanzando poco a poco de buena manera en este tema, tanto previniendo el contagio, como tratando el mal in situ. Claramente hay que seguir luchando.