Crean conductor eléctrico flexible que podría tener múltiples aplicaciones médicas

Crean conductor eléctrico flexible que podría tener múltiples aplicaciones médicas

El material fue realizado con adelgazante de sopa, pero es altamente efectivo para conducir electricidad.

Dentro de la gente de ciencia existe de todo, los que replican los estudios antes realizados con el fin de mejorarlos, aquellos que proponen cosas nuevas, y otros tantos que realizan experimentos con cosas simples, tales como adelgazantes de sopas. Un grupo de ingenieros químicos de la Universidad de Stanford logró crear un plástico conductor de electricidad sumamente flexible, el cual fue elaborado con un químico que adelgaza las sopas hechas en cocinas industriales.

La investigación, dirigida por la científica Zhenan Bao, tiene por fin último el crear un dispositivo electrónico que se pueda utilizar como una segunda piel, la que puede tener diversas aplicaciones médicas y/o comerciales en el futuro cercano, indica hoy Engadget.

Las propiedades más interesantes son la gran conductividad eléctrica que tiene, además de la seguridad que esta creación ofrece incluso al estar en contacto con la piel humana, no obstante las proyecciones para este nuevo material son aún más relevantes, dirigiéndose incluso a la medicina cerebral. “Algo que no todo el mundo sabe, es que el cerebro humano cambia su volumen a lo largo del día”, dice Yue Wang, autora del paper del experimento, lo que nos deja entrever que con esto, un implante en aquél órgano es mucho más probable.

De esta manera se abre una puerta gigante para los implantes de piel y cerebrales, al poder imprimir circuitos en dicha lámina plástica, mejorando la conectividad entre miembros.

Aún queda bastante por explorar en este campo, por lo que es muy probable que tengamos muchas más noticias al respecto durante los próximos meses.

null text