Cayó otro globo de Project Loon en Uruguay

Cayó otro globo de Project Loon en Uruguay

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, ¡es un globo de Project Loon!

“Todo lo que sube tiene que bajar”, dicen por ahí, pero cuando se trata de los globos de Project Loon de X Company, pues parece que estamos viendo esta máxima más recurrentemente de lo que deberíamos. El día domingo otro globo meteorológico del proyecto de Alphabet cayó a tierra, esta vez en suelo uruguayo, provocando la obvia curiosidad de los vecinos.

La Fuerza Aérea local dijo a El País que estaba previsto el tránsito del vehículo por dicho territorio, sin embargo no previeron ni esperaban su caída en dicha zona. “El Centro de Operaciones Aéreas envió personal de recuperación, previamente coordinado al punto de aterrizaje, el cual se produjo en una zona descampada, y al momento se encuentran a disposición de su operador”, señalaron al diario local.

Cabe resaltar que el desplome del globo no provocó mayores daños ni personas heridas, ya que se trató de un aterrizaje controlado, sin embargo no deja de sorprender que hechos como este se repitan tan frecuentemente durante el último tiempo. Anteriormente, otros aparatos cayeron en Cerro Chato, Lavalleja y Tacuarembó (este último, propiedad de X Company, la cual forma parte de Alphabet), todas localidades uruguayas, ademas de otro caso de características similares ocurrido en Sierras Blancas, en Argentina.

Foto: El País / Enrique Fuentes (Facebook)

Project Loon nació en 2011 con la intención de rodear la Tierra con globos que aseguren una conexión a Internet gratuita en zonas rurales, o de difícil acceso, sin embargo ha traído más dolores que cabeza que resultados positivos al conglomerado de empresas dueño de Google, dadas las constantes fallas de estas máquinas.

Actualización (24/03): actualizamos esta nota para aclarar que Project Loon es parte de X Company y no de Google, a pesar de que ambas empresas forman parte de Alphabet. La compañía nos contactó y nos pidió que publicáramos la siguiente declaración.

“Después de un vuelo rutinario de prueba e investigación, coordinamos con las autoridades locales de control de tráfico para realizar un descenso lento y seguro del globo en Tacuarembo. Un equipo entrenado en procesos de recuperación recuperó el globo para traerlo a nuestros laboratorios en California para que nuestros ingenieros puedan analizar los datos del vuelo. Apreciamos la hospitalidad y apoyo de la comunidad local”, afirmó un vocero de proyecto Loon.