ZeniMax definitivamente quiere matar a Oculus

por

1252 posts

Los creadores de Fallout 3 no quedaron contentos con los USD $500 millones que Facebook tuvo que desembolsar.

¿Te acuerdas cuando te contamos que Facebook había perdido la batalla legal contra ZeniMax tras la denuncia de robo de código por parte de Oculus, teniendo que pagar más de USD $500 millones? Todos pensábamos que el caso iba a quedar ahí, porque claro, con esa suma tan espectacular de dinero, ¿quién querría más? Pero no. Hoy la empresa creadora de Fallout 3 decidió ir con todo en contra de John Carmack, queriendo derechamente acabar con el dispositivo de realidad virtual.

El reporte lo entregó hoy Reuters, quienes aseguran que el desarrollador de videojuegos quiere evitar a toda costa que la red social de Mark Zuckerberg utilice el código que, en palabras de la empresa, crearon ellos, lo que imposibilitaría el funcionamiento de prácticamente todos los productos relacionados con Oculus. En términos simples, quieren que la compañía muera de una sola vez.

La acusación tuvo lugar hace cerca de un mes, en donde ZeniMax demandó a Facebook por el robo de información privilegiada por parte de Carmack, ex empleado de la firma, quien habría ocupado gran parte del código desarrollado por ellos en el equipo de Oculus. Tras un litigio legal bastante rápido, el tribunal de Dallas dictaminó que todo había ocurrido tal cual lo describió el primer involucrado, obligando a las partes acusadas a pagar la cifra antes mencionada, valor que sin embargo es bastante menor a los USD $4 mil millones que pedía el demandante en primera instancia.

Todo este caso, según apunta el abogado estadounidense especialista en temas de derechos de autor, Mark Romeo, pone a Facebook en una posición bastante desfavorable respecto a todos los planes que la empresa tiene para el futuro, en especial para aquellos proyectos que tienen con Oculus, los cuales son bastante grandes en el futuro a largo plazo. De todas maneras, tendremos que esperar para ver como se desarrolla este caso, no obstante los días venideros se ven aún algo desoladores.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.