Twitter se estanca otra vez, ¿cuál es el problema de Twitter?

Twitter se estanca otra vez, ¿cuál es el problema de Twitter?

La base de usuarios no crece, los ingresos por anuncios caen. La red social tiene aún mucho trabajo por delante.

Twitter es la red social favorita de mucha gente, de eso no cabe duda. Día a día, millones de usuarios se agolpan en el sitio a socializar, enterarse de las noticias al segundo y, solo algunas veces, ventilar su frustración comportándose como estúpidos.

Pero pese a todos esos millones de usuarios, Twitter como empresa sigue teniendo algunos problemas y más todavía cuando publicaron sus resultados del último trimestre del 2016, comprobando lo que ya sabemos hace un rato: la base de usuarios está estancada (vía Business Insider).

En promedio, los usuarios activos alcanzaron los 319 millones entre octubre y diciembre (crecimiento de un 4% respecto al año anterior) y las pérdidas se cerraron en USD $167 millones, bien por encima de los USD $90 millones del 2015.

¿Cuál es exactamente el problema con Twitter?

Según los analistas, y en términos puramente financieros, el tema de Twitter pasa porque la red social en general no es atractiva para los anunciantes (vía BBC). La inmediatez de Twitter es su gran punto fuerte pero a la vez su talón de Aquiles: como medio informativo es muy efectivo, pero lo fugaz de los tuits y su corta duración en pantalla atentan contra mensajes más duraderos como por ejemplo, los anuncios comerciales.

En total, la red social recaudó USD $638 millones solo en ingresos por publicidad, una cifra levemente menor al total de 2015. Quizás la baja puede no parecer importante, pero considerando que se trató de un año de elecciones en Estados Unidos y donde el propio presidente de ese país se encargó de agitar las aguas con su verborrea digital, cualquiera pensaría que en Twitter sacarían cuentas más alegres. Pero no fue ese el caso.

Por otra parte, Twitter ya tiene el cartel de ser una red social tóxica, un nido de trolls que pululan sin control por el timeline. Y sí, los jefes de Twitter han implementado medidas para bajar ese nivel de toxicidad y hacer que la experiencia de uso sea más amigable, pero siempre queda la sensación de que esas medidas están llegando años tarde, amén de que nadie sabe que tan eficientes podrían resultar.

Luego del anuncio oficial de sus resultados financieros, las acciones de Twitter en la bolsa se desplomaron en un 10% en promedio.