Review Huawei Mate 9 Lite [W Labs]

Review Huawei Mate 9 Lite [W Labs]

Gama media jugando a ser gama alta.

En otros países lo conocimos como el Honor 6x. A nuestra región llega como una suerte de hermano menor del Huawei Mate 9 pero no, este es un equipo que es capaz defenderse por sí solo dentro de su gama, con sus pro y sus contra, sabe destacar en áreas donde otros fabricantes no se encuentran resueltos.

Primero, las tripas del equipo:

Especificaciones Huawei Mate 9 Lite

  • Pantalla de 5.5 pulgadas a 1080p
  • Procesador Kirin 655
  • 3 GB de RAM (existe una variante con 4)
  • 32 GB de almacenamiento (la versión con 4 GB de RAM tiene 64 GB de almacenamiento) ampliable vía microSD
  • EMUI 4.1 basado en Android Marshmallow
  • Cámara dual de 12 megapixeles / 2 megapixeles
  • Cámara frontal de 8 megapixeles
  • Batería de 3340mAh

Un diseño que se siente coherente

El Huawei Mate 9 Lite cuenta con un diseño unibody en aluminio que se siente bastante sustancial y consistente. Tiene algunas partes plásticas, como el mentón y la frente en el posterior, pero se entiende que es donde están alojadas las antenas. Los botones de volumen y encendido también son plásticos, pero hacen un buen trabajo haciéndose pasar inadvertidos en el resto del metal del equipo.

Sus líneas de diseño industrial son profundamente coherentes con lo que ha venido haciendo Huawei en sus últimos lanzamientos, líneas redondeadas y una armonía circular respecto a ese concepto. Cuesta encontrar ángulos agresivos en el equipo. Quizás sus biseles laterales sean lo único drástico pero a simple vista no lograr romper con el diseño del equipo.

Su lector de huellas, comodamente sitiado en el posterior, hace una labor extraordinaria, aunque no te será novedoso si vienes de usar un Huawei lanzado en los últimos años. Junto a Lenovo han dado cátedra de cómo fabricar e implementar reconocimiento biométrico en sus terminales. Las rápidas animaciones del sistema operativo también ayudan a sentir instantaneidad en el acto del desbloqueo.

Rendimiento bueno, sistema operativo poco agraciado

Tal como he dicho en otras ocasiones, cuando una marca fabrica su propio procesador, el rendimiento tiende a ser mejor de lo normal. En este caso no es la excepción, su procesador Kirin 655 cumple de forma perfecto con las aplicaciones de uso diario e incluso los juegos más exigentes no me presentaron un problema.

La capa de Huawei sobre Android, EMUI 4.1 anda bastante bien, es sólida, rápida y no sufre de cuelgues ni retardos, aún así no me deja de llamar la atención todas las directrices de diseño y funcionalidad basadas en iOS de Apple. Esto tiene cosas dulces y amargas, por un lado les da una bienvenida menos “traumatica” a los usuarios provenientes de un equipo de la manzanita, pero por otro lado se aleja mucho de la gloria de Android limpio y puro. Aún así, viendo el resultado de las siguientes actualizaciones de EMUI basadas en Android Nougat, sabemos que se empieza a acercar bastante a algo Android tal y como debería ser.

Algo que me molesta profundamente, y no lo dejaré de repetir jamás en un review, es cuando me encuentro con un equipo cargado de bloatware. Simplemente me cuesta tolerar que por defecto tenga que tener instalado una aplicación de “espejo”, TripAdvisor, Booking, TOP GAMES!, MakeupPlus y más “herramientas” y “utilidades” que jamás utilizaré y no me interesa tener.

En un aspecto donde sobresale, pero no sin un “pero” es la batería. Su duración ha sido tan buena en mi unidad de prueba que tiendo a creer que me tocó un equipo bendito. 7 horas promedio de pantalla encendida, lo que me da casi dos días de uso realmente intenso ¿Lo “malo? su cargador es microUSB. Hace mucho que no me tocaba un equipo con esta tecnología que a este punto se empieza a sentir un poco ancestral. Aún así entiendo que es el estándar general absoluto al día de hoy, pero de todas formas es hora de empezar a exigir USB-C en todas las gamas, sin excusa.

Cámara de gama alta a precio de gama media

Este aspecto es el que más me llamó la atención del equipo. Siento que su cámara se comporta mejor que la de algunos equipos que en el mercado cuestan literalmente el triple. Su cámara dual hace un buen trabajo captando profundidad de campo, pero honestamente es un truco que ni me acordé de utilizar con frecuencia. Por sí solo el sensor principal se defiende de forma excepcional. Quizás el post procesamiento tiende a saturar algo las imágenes, pero eso es algo que cuando está bien hecho no me molesta. En escenarios de poca luz los resultados son muy buenos y no me había tocado algo así en esta franja de valor.

Huawei Mate 9 Lite

El aspecto de video en mi opinión es bastante malo. El intento de estabilización por software está mal logrado y solo en momentos de luz perfecta se logra algo realmente decente. Puede que esté hablando en todo caso, desde la mala costumbre que me generó lo buenas que eran las fotos. Para una persona que no busca resultados profesionales de seguro no le molestará el apartado de video.

La cámara frontal es buena, su gran angular ayuda un montón a tener mejores resultados cuando andas con más gente y su ya clásico “modo belleza” no es tan agresivo y logra un equilibrio entre un pequeño retoque y lo real.

Me lo quedo

Si estuviera en la búsqueda de un equipo en la gama de los doscientos cuenta, trescientos mil en Chile, esta sería mi elección sin pensarlo más. No es que solo cumpla y llene casi todas las casillas, también resalta profundamente en varios aspectos, lo que es mucho pedir. Además el tema de que Huawei se esté empezando a consolidar en Chile, junto a la promesa de tiendas de la marca, me aseguran un servicio de post venta al menos, presente. Algo que no muchos fabricantes chinos pueden ofrecer en nuestras tierras.

En Chile su precio oficial, en prepago es CLP $259.990. En México aún no se cuenta con información oficial sobre su disponibilidad y precio, solo que Telcel aseguró traerlo en algún momento próximo.

Lo bueno

  • Diseño agradable
  • Duración de la batería
  • Fotos excepcionales para el precio
  • Lector de huellas rapidísimo

Lo malo

  • Bloatware
  • Capa de personalización que se siente anticuada
  • Videos no muy buenos
  • Micro USB en vez de USB-C