Posiblemente seamos reemplazados por robots en nuestros trabajos muy pronto

Posiblemente seamos reemplazados por robots en nuestros trabajos muy pronto

Lo que claramente no nos sorprende, ¿verdad?

Desde que comenzó una escalada en el desarrollo tecnológico que nos venimos cuestionando qué pasaría si es que, en algún momento de nuestras vidas, nuestros jefes nos dijeran “están todos despedidos, porque vamos a reemplazarlos a todos por robots”. Lamentamos arruinarte el viernes, pero es muy posible que esto ocurra en el futuro cercano, sobre todo si tu trabajo es rutinario o sistemático.

Un estudio desarrollado por el McKinsey Global Institute determinó que la mitad de las labores actuales serán automatizadas para el 2055, lo que eliminaría varios puestos de trabajo para nosotros, los seres humanos. Dicho proceso, eso sí, se podría ver atrasado o adelantado en 20 años, dependiendo de diversos factores económicos y de desarrollo tecnológico, lo que obviamente nos produce un terror increíble.

El estudio se encuentra disponible en línea para revisar los resultados de manera localizada, vale decir, por país. En el caso chileno, por ejemplo, los puestos disponibles para ser eliminados alcanzan la no despreciable cifra de 6.1 millones de plazas (algo así como el 51% de los oficios y profesiones actualmente disponibles en el mercado). Sólo por si alguien se lo preguntaba, los mayores afectados serían los empleados de los sectores manufactureros y alimenticios, alcanzando un 64% de probabilidades de ser completamente consumidos por robots en el mediano o largo plazo.

Tal como indica CIPER en su sitio, los números que ahí se muestran corresponden a la capacidad que hoy tenemos de automatizar estos cargos, algo que obviamente podría aumentar con el paso del tiempo.

Los países que lideran este triste ranking son China con un 77% de posibilidades, India con un 69% y Argentina, quienes alcanzan un 65% de chances de ser reemplazados por máquinas. Debemos tener en cuenta que estas cifras son ciertamente desastrozas en cuanto a la cantidad de trabajos por habitante en estos territorios, por lo que quizá queramos pensar dos veces antes de querer reemplazar a los humanos por máquinas. ¿Será que llegamos tan pronto a pagar el costo del desarrollo tecnológico?

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.