Review BLU Vivo 5 [W Labs]

Review BLU Vivo 5 [W Labs]

Cuando esperas lo peor y te callan con rendimiento.

A esta altura del partido ya estamos familiarizados con la marca BLU (Bold Like Us). Quienes con sede en Florida, Estados Unidos, toman modelos chinos que jamás veríamos y los venden en nuestra región con su propia versión de Android.

En este caso nos encontramos con el Blu Vivo 5, un teléfono inteligente que a primera impresión me hizo esperar lo peor, pero que me fue sorprendiendo constantemente a punta de hacer las cosas bien. Hay algunos puntos muy amargos también, ninguno realmente crítico, pero que de todas formas trataremos más adelante.

Antes que todo, vamos con las especificaciones del equipo

Especificaciones BLU Vivo 5

  • Pantalla de 5.5 pulgadas AMOLED a 720p
  • Procesador Mediatek MT6753
  • 3 GB de RAM
  • 32 GB de almacenamiento
  • Android 5.1 Lollipop
  • Cámara de 13 megapixeles
  • Cámara frontal de 5 megapixeles
  • Doble SIM
  • Batería de 3150mAh con USB-C y carga rápida

Glorioso aluminio curvado y una pantalla contradictoria

El cuerpo de este equipo es de aluminio unibody, con una pequeña curvatura en su posterior. Su frontal tiene bastante mentón y frente, pero estos son ocupados, respectivamente, por botones táctiles de navegación y por auricular, cámara frontal y sensor de proximidad. Sus bordes son agresivos y con biseles marcados, aún así no se siente afilado y la tactilidad de los botones laterales de volumen y encendido es buena, aunque desde su principio un poco sueltos.

La cámara trasera sobresale muy poco, es casi ínfimo y en diseño es muy parecido al iPhone 6, con separación para las antenas y un acabado en aluminio que es frío y agradable. Se siente bien, congruente y muy, pero muy ligero (142 gramos). A pesar de lo anterior no se siente la fragilidad común y perceptible en equipos de este peso.

En general este apartado está bien logrado ya que a pesar de contar con una pantalla grande, el equipo no lo es tanto. El espacio está bien aprovechado y la construcción es satisfactoria.

El equipo no cuenta con lector de huellas, algo que parece ya un estándar en todas las gamas. Aquí decidieron recortar en esa esquina. En mi caso me molesta, me acostumbré a tener un método de desbloqueo seguro que no requiera de poner una contraseña.

Su pantalla es una contradicción constante. Es un panel AMOLED que realmente muestra una reproducción de color saturada y exquisita, pero por otro lado su resolución es de 720p. Yo también era del equipo de los que pensaba que la resolución en una pantalla de un celular no importa mucho, pero sí, sí importa. Aquí se nota mucho cuando juegas, ves videos o te encuentras con texto negro sobre un fondo blanco. Quizás nos mal acostumbramos a resoluciones fuera de serie en los gama alta, no lo sé. Lo único que sé es que 720p en 5,5 pulgadas no es suficiente.

Cabe mencionar que el diseño es del celular Gionee S6. En todo caso, en lo personal no me importa porque creo que jamás veré uno de esos en persona.

Rendimiento bueno, pero ¡por qué Lollipop!

Mis prejuicios me llevaban a esperarme con una experiencia lenta, retardada y llena de tirones. Nunca he sido entusiasta de los procesadores Mediatek, pero la sorpresa fue mayor al darme cuenta de que andaba bastante bien a través del sistema operativo. Las aplicaciones más comunes como Facebook, Telegram, Twitter y demás andan muy, pero muy bien. Caso diferente es el de los juegos. Para mí uno de los “desde” en funcionamiento es Alto’s Adventure, que es muy casual y con gráficas que no hacen sufrir al teléfono. La lentitud con la que se abre el juego es desconsoladora, para qué les digo Pokémon Go o Hearthstone. Una vez abiertos corren bien, pero demoran tanto que las ganas de jugar se quitan.

Su manejo de memoria es suficiente. los 3 GB hacen el trabajo. El multi tarea por lo general responde bien y aguanta varias aplicaciones abiertas sin tener que recargarse desde cero.

Su sistema operativo sufre de lo mismo que varios fabricantes chinos, tratar muy fuerte de parecerse a iOS, copiando incluso sus aplicaciones basura. La imposibilidad de poner un cajón de aplicaciones o tener otros niveles de personalización sin recurrir a instalar otro launcher me producen resquemor. Además que esté basado en Android Lollipop, a esta altura de la vida ya es inaceptable. Jamás pensé que recibiría en 2017 un equipo con un sistema operativo de 2014. Recién un día antes de escribir este análisis se actualizó a Marshmallow. Sí, se actualizó a Android 6.0 en enero de 2017. En fin, cosas que pasan. A algunos les importa, como a mí, a otros les da lo mismo, yo soy del primer grupo.

Otra cosa que me molesta y lo digo en cada teléfono que reviso es el bloatware. En este caso viene con un montón de aplicaciones basura como Camaleón, McAfee, Amazon, Amazon Apps, Amazon Kindle, Opera (no me interesa, uso Chrome) y varias más que están ocupando espacio y RAM que debería ser del usuario, que donde si yo requiero de esa aplicación, la bajo. Al menos la gran mayoría se puede desinstalar, pero es una pena tener que pasar por eso.

A pesar de los dos puntos anteriores, no esperes un mal rendimiento en general, anda bien. Ojalá eso se mantenga con el paso de los meses y no se degrade. Experiencias de eso ya existen con otros equipos de la misma gama.

Cámara OK

Blu Vivo 5


 

No tiene nada de especial, pero eso mismo a veces es sinónimo de que tampoco destiñe en ningún aspecto en particular. No esperes con este sensor andar sacando fotos de acción ni mucho menos. Puedes consignar algunos momentos si la iluminación es la correcta y ya está, aunque extrañamente su post procesamiento hace que las fotos macro salgan particularmente bien, con muchísima información y detalle. En poca luz se comporta de acuerdo a los equipos de este mismo segmento. Ni más ni menos

La cámara frontal es lo más normal del mundo, aunque no esperes que salga del 10 si estás en movimiento. Le cuesta algo enfocar. Por otro lado la interfaz es bastante sencilla, con opciones más complejas fuera de la vista principal. Eso es muy bueno dado el público a quien está dirigido, a quienes no les importa tanto.

En lo que respecta a video, no esperes nada espectacular. De hecho graba en formato 3gp, uno muy, muy, muy antiguo. Aún así “cumple”. Juzga tú mismo tras ver el video.

Si no es en oferta, no

A un precio de USD $199 me parece un equipo correcto, que cumple con lo que promete y que entrega un buen diseño, un buen rendimiento y una cámara decente a un precio aceptable. El tema es que oficialmente en Chile su precio es de CLP $229.990, más de 1000 pesos el dolar, y así jamás, pero jamás podré recomendarlo. Actualmente se encuentra en oferta a CLP $179.990 y aún así creo que están pidiendo mucho para un equipo que, a pesar de lo bueno que presenta, no cuenta con lector de huellas y recién en enero de 2017 se actualizó a Android Marshmallow, si, no a Nougat, a Marshmallow.

Si eres capaz de dejar pasar esos detalles, equipos en el mismo rango de precio no ofrecen tan buena calidad de construcción, a excepción de algunos que se pueden importar de China, pero que no tienen soporte y garantía. Blu cuenta con servicio técnico autorizado en Chile y garantía de 3 meses.

En México lo puedes encontrar a MXN $6600 a través de Amazon.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.