Menos del 0.2% de los usuarios usa la última versión de Android

Menos del 0.2% de los usuarios usa la última versión de Android

Además, Android 2.2 Froyo al fin desaparece del mapa.

Ya están disponibles los números de enero de la distribución de equipos con Android. Todo después de una época de fiestas donde el Google Pixel tenía mucho que demostrar de cara al público común y apostar por la masividad de las actualizaciones al día. Al parecer el balance de la lucha no fue tan positivo, pero aún así podemos ver cosas interesantes.

Al fin se cae de la lista, a siete años de su implementación, Android 2.2, más conocido como Froyo. No es que nadie lo use, es que cualquier versión con menos del 0.1% no forma parte de la estadística mostrada.

El gráfico también nos muestra la  predominancia de Android Lollipop, un sistema lanzado en 2014. Esta versión sigue siendo muy popular en los equipos dado que la mayoría de la gente que compra un gama media con Android, sobre todo hace tres años, jamás recibieron actualizaciones y siguen usando sus equipos.

Ver a la versión pasada, Marshmallow, en segundo lugar no sorprende. Gran parte de los equipos vendidos el último año cuentan con esta versión del sistema operativo y terminales tan populares como el Samsung Galaxy S7 y S7 Edge, entre varios otros, aún no actualizan a la última versión. 

Por último, la última versión del Robot verde, Nougat, aún no alcanza el 0.7% de la cuota. Siendo lanzado en 2016 fueron muy pocos los equipos en venir con el sistema de fábrica (LG V20 y Google Pixel entre ellos) y han sido ínfimos los fabricantes que ya han lanzado de forma oficial una actualización a sus equipos que no tienen nada de antiguos. 

El problema de la fragmentación y la demora de las actualizaciones sigue siendo un problema latente para los usuarios de Android. La culpa de momento recae en diversos factores, como la versión del sistema operativo que ocupe cada fabricante, además de la dependencia de las operadoras móviles para lanzar una actualización.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.