El último gran acto de Obama: Indulta a Chelsea Manning

El último gran acto de Obama: Indulta a Chelsea Manning

La condena de 35 años por filtrar documentos militares a Wikileaks se acabará en pocos meses.

Antes de dejar definitivamente la Casa Blanca, el presidente de EE.UU. Barack Obama le ha dado un perdonazo a Chelsea Manning, según reporta el New York Times.

La ex-soldado, acusada de filtrar documentos militares a Wikileaks en 2010, estaba sirviendo una condena de 35 años que se acababa el año 2045. Sin embargo, Obama ha firmado para que Manning sea liberada de la cárcel el próximo 17 de mayo.

Esas filtraciones de Manning fueron las que levantaron a Wikileaks a ojos del público general. Y entre otras cosas, revelaron algunos detalles de la guerra de Afganistán y de como las bajas civiles fueron mayores a las públicamente anunciadas, además del video de un incidente donde un helicóptero militar asesinó a dos periodistas de Reuters.

Obviamente, la decisión de Obama ha sido criticada por personeros de la oposición que argumentan que el perdón implica que no haya consecuencias para algo tan grave como traicionar al país, según las palabras del senador Paul Ryan:

Esto es increíble. La traición de Chelsea Manning puso vidas estadounidenses en riesgo y expuso algunos de nuestros más sensibles secretos. El Presidente Obama deja un precedente peligroso: aquellos que ponen en riesgo nuestra seguridad nacional no se harán responsables por sus crímenes.

Por otra parte, desde la Casa Blanca argumentan que la gran diferencia entre la situación de Manning y Edward Snowden es que, mientras Manning enfrentó a la justicia como corresponde, Snowden “voló a refugiarse directo con el enemigo”.

La historia de Manning en prisión no ha sido nada tranquila. Antes conocido como Bradley Manning, sufrió de disforia de género y debido a ello tuvo dos intentos de suicidio estando en la cárcel. Pero todo eso será cosa del pasado cuando en 120 días salga en libertad, mientras se hacen todos los arreglos necesarios para que de ahora en adelante pueda tener una existencia en paz.