El dron de Lily ya no va más

El dron de Lily ya no va más

El financiamiento colectivo fracasó de nuevo, y eso no es una buena noticia.

Lily anunció ayer que la compañía cerrará de manera definitiva, por lo que su dron autónomo potenciado por inteligencia artificial sólo quedará en nuestra memoria como una buena idea -pésimamente- mal ejecutada.

La empresa envió un correo electrónico a todos sus clientes, dentro del cual se argumentaba que la principal razón de todo esto se debe a que fueron incapaces de producir las 60 mil órdenes que tenían agendadas, avaluadas en cerca de USD $34 millones.

“Nos hemos enfrentado a una carrera a contrarreloj de fondos en disminución constante (…) En meses anteriores hemos tratado de asegurar nuestras finanzas para así desbloquear nuestra línea de producción y entregar las primeras unidades, pero hemos fallado en realizar esto. Como resultado de esto, tristemente debemos decir que estamos planeando cerrar la compañía y devolver el dinero a nuestros clientes”, reza el correo electrónico enviado por la empresa y publicado hoy por The Verge.

Los pagos se realizarán durante los próximos 60 días, sin embargo lo que importa no es eso, sino saber que el financiamiento colectivo volvió a fallar y que tristemente no se proyecta un buen futuro para este tipo de proyectos con los antecedentes que tenemos hasta ahora.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.