Vota por el Fail del 2016 [W aWards]

Vota por el Fail del 2016 [W aWards]

Explosiones, versiones descafeinadas y mucho más...

Es momento de cerrar los W aWards con una categoría que gusta a muchos: el Fail del Año. Este año hubo momentos importantes que definieron la industria y el estado de algunos fabricantes.

Sin más preámbulo vayamos al grano con los nominados.

El Galaxy Note 7

(C) The Verge

A juicio de toda la redacción de Wayerless, no pudo haber un fail más grande que el del Galaxy Note 7. Meses de rumores y expectativas, un evento majestuoso y una serie de reseñas iniciales lo ponían como el candidato a mejor teléfono del año. Luego, de la nada los teléfonos comenzaron a estallar y la falla se hizo cada vez más grande. Samsung tuvo que tomar medidas y terminó cancelando la producción del Note 7, cerrando uno de los capítulos más vergonzosos en la historia del fabricante coreano.

A la fecha sigue habiendo personas que cuentan con un Note 7, no obstante que pone en peligro su integridad física o que es crimen federal subirlo a los aviones en países como Estados Unidos. Antes de cerrar el año conoceremos la causa de estas explosiones, aunque se dice que una falla química y el poco espacio de la batería dentro del teléfono fue la causa principal.

El LG G5 y su versión para América Latina

LG se llevó el reconocimiento de la prensa internacional luego de anunciar su teléfono modular en Mobile World Congress 2016. El concepto modular era atrevido, pero las especificaciones del teléfono lo posicionaban como un buen competidor. Tristemente el producto nunca tuvo el impacto que deseaban y las pobres ventas terminaron por obligar a LG a reestructurar su división de móviles y a dejar de lado ideas atrevidas.

Un segundo capítulo lo vivimos en América Latina, y es que la compañía decidió recortar el teléfono con el argumento de que las especificaciones no importaban, que el precio o que si la versión con Snapdragon 820 solo era necesaria para sus gafas de realidad virtual. En la presentación del producto en México se dijo que el G5 SE “hacía lo mismo que la versión high end” pero todos sabemos que eso es un simple discurso de marketing.

Adiós al puerto para audífonos

La decisión de omitir el puerto para audífonos en el iPhone 7 se supo desde principios de año. Si bien el teléfono puede ser más delgado o es posible ofrecer protección contra agua, a pocos o nadie le gusta cargar un adaptador adicional para conectar los auriculares.

Lo peor es que esto se está volviendo tendencia y luego del iPhone 7, HTC probó suerte con el HTC 10 Evo. Ahora se rumora que el Galaxy S8 también dejará fuera el puerto para audífonos. ¿Terminará afectando las ventas esta decisión? Hasta el momento no parece ser así, pero no deja de preocuparnos que algo tan absurdo se vuelva una moda.

Antes de tomar decisiones al vuelo deberían asegurarse que hay audífonos inalámbricos que ofrecen la misma calidad de aquellos con entrada de 3,5mm

Descanse en paz, Windows Phone

Este año Satya Nadella confirmó lo que todos suponían: Windows Phone es insostenible. La empresa no tiene una cuota de mercado importante y durante 2016 no hubo el menor esfuerzo en ganar más adeptos en Windows 10 para Móviles. Parece que invertir en teléfonos celulares es equivalente de quemar los dólares, un lujo que no puede darse Microsoft.

Las plantas de producción de Lumia cerraron y los derechos de Nokia fueron vendidos a HMD, quien fabricará teléfonos básicos y smartphones con Android en 2017. En cuanto a Microsoft se dice que prepara un Surface Phone y que sería mostrado en algún momento del 2017. Hasta ahora solo rumores.

[polldaddy poll=9611732]