Steep [NB Labs]

Steep [NB Labs]

"¿Qué clase de SSX es éste?"

Es imposible no acordarse de SSX, Cool Boarders y otros títulos de deportes extremos con Steep. Cuando me enteré de su existencia en el E3 de este año de inmediato me llamó la atención, pues hace tiempo que no se veía un título de este estilo.

Steep se ha estrenado y promete horas de diversión, un mapa enorme y libertad para deslizarnos por las zonas que queramos, con nuestro propio estilo y el deporte de nieve que más nos guste.

Un extenso mapa para recorrer libremente

La aventura comienza de inmediato, aparecemos en una plataforma de madera en los Alpes y el desafío es llegar a tierra usando un wingsuit. Todo esto para que aprendamos sobre lo que se vendrá con una especie de tutorial.

El extenso mundo abierto de Steep se puede recorrer libremente en el orden que queramos y para eso tenemos cuatro deportes: el mencionado wingsuit, esquís, snowboard y paracaídas. Se escogen a través de una “rueda de deportes” de la misma manera en que en otros sandbox se escogen las armas, así se pasa de un deporte a otro rápidamente mientras se está detenido (hacerlo en movimiento sería divertido pero poco realista). Probé todos los deportes pero finalmente me quedé con mi favorito: el snowboard.

Se puede explorar una infinidad de territorios y descubrir varias actividades y desafíos, en algunas hay que bajar la colina rápidamente en esquí o en snowboard, en otras seguir rutas aéreas en wingsuit o paracaídas y también hay competencias de trucos. Para desbloquearlas hay que subir de nivel o bien apuntar a territorios no registrados llamados “Drop Zones” con unos binoculares que tiene el personaje. Ésta última forma es bien novedosa y hace salir un poco de la “rutina” de tan solo deslizarse por la nieve.

Lo entretenido es que, como es mundo abierto, hay que ingresar a las actividades a través de unas “puertas” que las activan. De esta manera podemos estar recorriendo la montaña libremente, pasar por una actividad mientras bajamos, realizarla y al finalizarla seguir con nuestro camino libremente hasta llegar a la parte más baja de la montaña. Asimismo podemos combinar los deportes para explorar los Alpes, por ejemplo comenzamos desde un helicóptero o un globo aerostático con el wingsuit, continuamos con el paracaídas hasta cierto punto y luego seguimos bajando en esquí y en snowboard. Todo esto hace que sea muy divertido bajar las colinas y que recorrer el mapa no sea tedioso.

Ahora, ¿cómo volvemos al punto más alto de la colina? No se preocupen, por suerte no hay que subir a pie toda la montaña, existen atajos. Tan solo presionando un botón podemos reiniciar un desafío -en caso de que quedemos K.O.- o bien volver al enorme mapa y situarnos en un punto nuevo. Esto es realmente cómodo, aunque hubiera sido más entretenido si se pudiera subir en una telesilla o un teleférico (no más yo decía).

Al igual que casi todos los títulos hoy en día, hay que estar conectado a internet (y tener una cuenta Ubisoft) para jugar Steep, ya que es un multijugador. En nuestra partida nos encontremos con otros jugadores de forma aleatoria y con ellos se puede hacer equipo presionando un botón al estar cerca, ya sea para explorar juntos el mapa o para competir en las actividades. Lo cierto es que es algo complicado, al menos al comienzo nunca me resultó jugar con alguien más ya que desaparecía la opción para aceptar invitaciones y al resto le pasaba lo mismo. Es mejor jugar con amigos, una opción en el menú de pausa lo hace más fácil. Por otro lado, si prefieren jugar solos pueden hacerlo perfectamente sin tomar en cuenta todo esto del multiplayer.

Jugando con estilo propio

En el juego hay seis medidores en donde se sube de nivel, así el jugador puede explorar y llenar la barra que se ajuste a su propio estilo: Freestyler, Pro Rider, Extreme Rider, Explorer, Free Rider y Bone Collector.

Si les gusta bajar las colinas haciendo una infinidad de trucos arriesgados y creativos, lo suyo es el Freestyler; por otro lado si prefieren recorrer con calma y descubrir todas las zonas, aumentarán el contador de Explorer. Quienes son capaces de bajar velozmente la montaña sin chocar contra obstáculos -como árboles y cabañas- ganarán puntos en Pro Rider. Extreme Rider es similar pero se aplica en terrenos más peligrosos en donde hay que realizar movimientos aún más precisos, como en colinas llenas de rocas. También está Free Rider en donde la clave es ejecutar recorridos impecables evitando perder el equilibrio y caerse. Yo me incliné más por el Freestyler, porque en realidad al saltar una inmensa pendiente y no no me aguantaba las ganas de aprovechar el momento para hacer la mayor cantidad de trucos.

Sin duda el medidor más llamativo es el Bone Collector. Como su nombre lo dice hay que “coleccionar huesos”, pero rotos. En el fondo éste celebra las caídas y mientras más rebotemos en el suelo y más lejos lleguemos a puros porrazos, más puntos ganaremos. Me reí mucho completando este medidor, las caídas no son tan exageradas y chistosas como en Thrasher: Skate & Destroy pero que te premien por caerte de manera creativa ya lo hace divertido.

Controles simples

Probablemente este juego le llamará la atención a los que jugaron títulos de este estilo, sin embargo está diseñado para todo tipo de jugador y no solo para los fans de este género. Controlar los personajes en la nieve es relativamente fácil y no es necesario saber mucho de deportes extremos; no hay que customizar tablas ni tampoco hay que modificar las habilidades del personaje (velocidad, giro, balance, salto, etc.). Lo que sí podemos personalizar son los personajes. Se puede escoger entre varios riders reconocidos -masculinos y femeninos- y cambiarle los atuendos, aunque solo por estética (o para dejarlos lo más parecido a uno, porque a todos nos gusta vernos representados en un juego, ¿o no?).

Como decía, los controles son simples, incluso los trucos son fácil de ejecutarlos; el juego ofrece hasta un tutorial de cómo hacerlos. Lo malo, para los “freestylers” y los que hemos jugado otros títulos de deportes extremos, es que no existe mucha variedad y combinación de trucos. Quizá me acostumbré a que la flecha hacia atrás más el círculo ejecutaba un Tailgrab y a ese tipo de trucos y controles. También me pareció curioso que no existiera la posibilidad de deslizarse por las barandas (trucos de grind), debo reconocer que extrañé esa función.

A pesar de lo simple que parecen los controles, me encontré un par de veces luchando con ellos cuando andaba en esquí. Cuando realizaba trucos en el aire, al aterrizar quedaba mirando hacia atrás y costaba mucho darse vuelta para quedar de frente a la pista. Con el paracaídas también me pasó, casi imposible controlarlo a mi gusto.

Al final dije: “¡Mejor aplico snowboard!”. Para mí es el deporte más dinámico que ofrece el juego, incluye más acción. El paracaídas es más lento y requiere más habilidad y trabajo para manejarlo; al igual que el wingsuit, muchas veces me estrellé contra el suelo por no soltar el paracaídas a tiempo. De todas maneras éste último llama la atención entremedio de tanto deporte terrestre porque planear por los aires con velocidad es extremadamente atractivo.

Inmersión en los Alpes

Lo genial es que el juego realmente hace sentir como si estuviéramos en la montaña. Además de la jugabilidad, tanto los sonidos -el viento, gritos de ánimo del personaje, hasta los huesos rompiéndose- como con las visuales y detalles del entorno -los terrenos escarpados, la nieve, las sombras, las huellas, el rastro del snowboard y el pasar de las horas (sí, nos permiten cambiar la hora por si el sol pega muy fuerte)- hacen que sea un experiencia totalmente inmersiva. Incluso parece buena idea que Steep se sume a la realidad virtual.

El juego se puede jugar en primera persona -desde la perspectiva de una GoPro en la cabeza-, en tercera persona y con una vista desde un dron cercano; también está la posibilidad de reproducir los últimos minutos del recorrido y crear tomas en cámara lenta. La vista con la GoPro simula muy bien lo que es lanzarse en las colinas de nieve, me he subido al snowboard un par de veces en la vida real y la velocidad que se toma al descender se ve reflejada en el juego, también lo difícil que es frenar y por supuesto los porrazos.

Por otro lado, la banda sonora que nos acompaña en la aventura por los Alpes es… aburrida. Por alguna razón estaba esperando un soundtrack más “extremo” con hardcore, rap y algo de electrónica tipo drum and bass o big beat -algo que de energía-, pero me encontré con pistas muy planas y con poca variedad de estilos; además los temas se repiten muy seguido. Lo mejor que pueden hacer es jugar mientras escuchan su lista de reproducción favorita en su celular o en Spotify. Puede que no parezca un punto tan relevante, pero imaginen los juegos de Tony Hawk’s Pro Skater sin esas tremendas bandas sonoras… no serían lo mismo.

Conclusión

Que sea un juego de mundo abierto es bastante cómodo, nadie nos dice qué hacer ni cuándo hacerlo. Podemos escoger nuestro propio camino, crear rutas y realizar la actividad que se nos antoje. El objetivo del juego es simplemente ser “el rey de la colina”, descubriendo y superando circuitos. No hay trama, lo cual hace que el juego pierda el sentido un poco, pero en realidad la idea acá es simplemente disfrutar de los deportes extremos y divertirse.

Lo ideal hubiera sido que los deportes que agregará el Season Pass a Steep estuvieran en el juego base -trineo, salto base, unas alas con cohete (similar al winsguit) y paracaídas en velocidad- y el contenido extra fueran solo atuendos. Pero bueno, es lo que hay. Al menos lo que ya tenemos es capaz de mantener a los fans entretenidos.

Si bien la jugabilidad hace que sea para todo tipo de jugador, quienes han jugado anteriormente títulos de deportes extremos son los que realmente pasarán buenos ratos con este juego.

Lo mejor:

  • El snowboard y el wingsuit
  • Libertad para recorrer y realizar actividades
  • Jugabilidad para antiguos y nuevos jugadores
  • Experiencia inmersiva

Lo peor:

  • El paracaídas y los esquís son más complicados de manejar
  • Problemas para unirse a otros jugadores

Desarrollador: Ubisoft Annecy – Plataforma: PS4 (revisada), Xbox One, PC – Precio: USD $60

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.