Simplemente Leia

Simplemente Leia

Siempre me sentí un afortunado, porque crecí con la esperanza de que los sinvergüenzas tendrían la chance en la vida de conocer a una mujer como tú.

Princesa Leia: “Te quiero”
Han Solo: “…Lo sé”

Es poco común que en el actual orden del Imperio Galáctico de la tecnología, ese frío y oscuro mundo que muchas veces nos saca la sensibilidad, se respete el espacio para el homenaje visceral, ese que viene desde la profundidad atravesada por un sable laser. Yo este 27 de diciembre de 2016 me siento así, cayendo desde las alturas de Bespin. Me recorre la misma sensación de turbulencia tras la explosión de Alderaan, me embarga el terrible ritual de la muerte entre el fuego, mientras todos se preparan para las celebraciones de uno de los fines de años más tristes que recuerde el anillo exterior.

Siempre me sentí un afortunado, porque crecí con la esperanza de que los sinvergüenzas tendrían la chance en la vida de conocer a una mujer como tú. Más allá de que también sabía que preferirías besar a un wookie antes, la sola y remota posibilidad de enredarme en un sueño entre el espiral pop de tus cabellos era motivo suficiente para admirarte eternamente su alteza real.

“Ayúdame…tú eres mi única esperanza” era esa frase que me susurrabas al oído, mientras el blanco y firme caminar flotaba en el aire. Solos tú, yo y ese viaje a la velocidad de la luz en una chatarra espacial para arrancar de la triste y miserable vida ordinaria fuera de la pantalla del cine.

Luchadora incansable, escapando del forajido ladrón espacial, tú tomaste las armas para liderar a la rebelión y enfrentar que también eras la elegida de la profecía. Nunca quisiste hacer alarde de tu enorme protagonismo, más bien sigilosamente fuiste conquistando cada rincón de la galaxia con tu fuerza.

Tuvo que ser un gusano gigante quien cumpliera nuestras fantasías; ya que a pesar de que te denigraron y te exhibieron como un trofeo, sacaste a relucir esa sensualidad de mujer que aún retumba en las retinas eternas y que nos hace aclamar: Qué la fuerza esté contigo siempre!!.

Hoy tuve un mal presentimiento…y en un estallido en mil pedazos…en ese disparo directo al corazón de la Estrella de la Muerte…nos enteramos de que tu cuerpo había dejado esa galaxia que tanto amaste.

Como dijo tu hermano cinematográfico Mark Hamill: No words…Devastated!!.

Hasta siempre querida Carrie Fisher…para mí y gran parte de este planeta pequeño en la orilla exterior serás para el resto de los tiempos: SIMPLEMENTE LEIA!!