Review: Audífonos Philips HX5 [FW Labs]

Review: Audífonos Philips HX5 [FW Labs]

Buena construcción y buen soni... ¿¡Tienen luces!?

Cuando se trata de revisar audífonos, por lo general la subjetividad es aún mayor; cada quien tiene sus propios gustos respecto a lo que es bueno y lo que es malo dentro del mundo del audio. Hay tangibles que no dan mucho espacio a la discusión, como la construcción, los materiales, el precio versus la calidad, la ecualización usada y más. Hoy nos enfocamos en un dispositivo loquísimo de Philips, donde con solo apretar un botón los cascos empiezan a iluminarse al ritmo de la música. Eso nos da a entender de entrada que el público objetivo de este producto es gente más joven y que además gusta del pop y la electrónica, ya que su ecualización está bastante tirada hacia la amplificación de las frecuencias bajas, pero más adelante ahondaremos en ese tema. Desde ya aclarar que son cableados y que la única carga que requieren es para el apartado del show LED en tu cabeza vía microUSB.

¿Serán durables?

Los HX5 de Philips se sienten bien construidos, algo plásticos pero con suficiente peso como para sentir que no son un juguete y seguir siendo cómodos para usarse por largos períodos de tiempo. Las almohadillas son on ear, esto significa que los cascos descansan sobre tus orejas, no alrededor de ellas. Son anchas y cómodas; a pesar de estar hechas de esta suerte de cuerina, respiran lo suficiente como para aislar bien el sonido sin exagerar y no hacer transpirar tanto tu cabeza.

El cintillo o diadema está hecho de policarbonato y no se siente frágil. Se agradece un segundo cintillo acolchado debajo del principal que hace que sea particularmente cómodo el uso de estos fonos bajo sesiones largas de música en la oficina o en la casa.

El cable mide lo suficiente y no se enreda fácil, además de contar con micrófono integrado para llamadas y un solo botón de acción que pausa y reanuda la música. Funciona perfectamente en Android y iOS.

¿Cómo suenan?

Los datos duros nos indican que su rango de frecuencia está entre los 8 y los 23.000 Hz y que su driver integrado de neodimio de 40mm amplifica los bajos de forma sorprendente sin “chicharrear” o comprometer la calidad del audio. En el mundo real puedo decir que suenan bastante fuerte por si solos. Un placer llevarlos en el transporte público, aunque con las luces apagadas, obviamente. De hecho nunca las usé, no soy target.

Evidentemente dada su ecualización, escuchar música acústica o más orgánica no es o ideal en estos audífonos, a pesar de que son bastante flexibles, las frecuencias medias tienden a desaparecer un poco entre los marcados bajos y los agudos prominentes.

El caso es diferente escuchando electrónica o incluso canciones como “The End” de The Beatles, donde la batería se escucha tan increíblemente bien que me acuerdo y me dan ganas de escucharla otra vez. Probé con cuatro audífonos distintos y en el caso de esta canción en particular nunca la disfruté tanto como con los HX5. Eso nos habla de que a pesar de que hay gente que prefiere audífonos de respuesta plana, a veces es mejor tener un par que tengan algo de sabor para ensalzar tu playlist.

¿Me los compraría?

El precio oficial de los HX5 es de CLP $79.990, aunque ahora mismo se encuentran con un 25% de descuento en la tienda oficial de Philips. Su valor es algo elevado, pero sus valores agregados como una construcción que se siente a prueba de todo, más un sonido potente y bien equilibrado los hacen candidatos totales a quienes gusten de escuchar todo tipo de electrónica y pop. Es más, todos aquí en la redacción los hemos probado y mi colega Lady Karina de Niubie decidió comprar un par. Eso nos habla de para gustos, colores, y en este caso los HX5 están llenos de color, sobre todo en la oscuridad.