Hablar con manos libres mientras conduces es igual de peligroso que ir sosteniendo el celular

Hablar con manos libres mientras conduces es igual de peligroso que ir sosteniendo el celular

La gran diferencia es que uno es legal y el otro no.

De acuerdo a un estudio publicado por la Universidad Tecnológica de Queensland, manejar un automóvil mientras hablas, aunque sea usando un sistema manos libres, es igual de peligroso que ir sosteniendo el equipo.

Para hacer el estudio se midió el tiempo de reacción de los sujetos bajo los condiciones descritas, usando el simulador CARRS-Q, ya que no podían exponerlas a un peligro real.

Dentro de los escenarios de manejo planteados se encontraban zonas de alto tráfico peatonal y se mesuró el tiempo de reacción del grupo estudio, ya sea conversando por manos libres o sosteniendo un equipo en su mano.

El tiempo de reacción en ambos casos fue un 40% más largo que los que no iban hablando, lo que equivale aproximadamente al retraso de la acción de frenado en 11 metros yendo a solo 40 kilómetros por hora.

Según los autores del estudio, el gran problema es la distracción que produce el teléfono en sí, lo que a su vez resulta en un mayor riesgo de accidentes, contrario a la creencia popular de que hablar por manos libres nos libera de esta situación.

Respecto a ir hablando con los pasajeros del vehículo, los autores responden que la conversación se puede detener y reanudar, dependiendo la complejidad de la situación a la que se enfrente el conductor.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.