[metroimage ids=”38-231196,38-231198,38-231199,38-231201,38-231203,38-231204,38-231205,38-231206,38-231208,38-231209,38-231211,38-231213,38-231214,38-231215,38-231216,38-231218,38-231219,38-231221,38-231223,38-231224,38-231225,38-231227,38-231228,38-231229,38-231231,38-231233,38-231234,38-231235,38-231236,38-231238,38-231239,38-231240,38-231241,38-231243,38-231245,38-231246,38-231247,38-231248,38-231250,38-231252,38-231254,38-231255,38-231256,38-231258,38-231259,38-231261,38-231263,38-231264,38-231265,38-231266,38-231268,38-231270″ imagesize=”large”]

Titanfall 2 [NB Labs]

Un gran FPS que no le pide nada a sus feroces competidores: Battlefield 1 y Call of Duty: Infinite Warfare.

Respawn Entertainment hizo un buen trabajo con Titanfall hace un par de años ya que lanzaron un título entretenido con mecánicas de juego interesantes, pero la ausencia de una campaña individual y la poca variedad en su multijugador hicieron que se sintiera incompleto. Así que aunque tenía potencial, no logró despegar del todo y las esperanzas de que la franquicia se consolidara se quedaron puestas en la segunda entrega.

Afortunadamente parece que el estudio desarrollador aprendió de sus errores y con Titanfall 2 han hecho la correcciones necesarias, comenzando con que finalmente han incluido una campaña individual hecha y derecha.

La relación entre el piloto y el titán

Como se había venido comentando desde hace tiempo, la historia de Titanfall 2 está centrada en la relación entre el piloto y el titán, diseñada para que conozcamos la unión que existe entre ambas partes y que no solo lo veamos de forma superficial.

La historia en realidad es buena, tal vez no va a ganar un premio como la más original, pero cumple con su objetivo de encariñarnos con los personajes, sobre todo con el titán. Y es que nos presenta al fusilero de tercera clase Jack Cooper que aspira ser un piloto pero aún está lejos de su certificación, pero por azares del destino tiene que saltarse el proceso y convertirse en piloto del titán BT-7274, así que prácticamente sin entrenamiento especializado salta al campo de batalla para combatir a la corporación malvada IMC.

La campaña no es muy extensa, de hecho pude concluirla en poco más de seis horas, pero en lo personal me dejó satisfecho ya que se percibe que le pusieron empeño y demuestra las capacidades en diseño de niveles del equipo de Respawn. Son nueve capítulos armados de manera que no se sienten repetitivos ya que son “bloques de acción” que están centrados en conceptos que involucra elementos de historia y de jugabilidad, de forma que logran reflejar el entorno bélico y sobre todo presentarnos a Cooper y al carismático “BT”, personaje que sin duda se roba el show.

La historia se cuenta durante el transcurso de las acciones complementada con breves escenas cinemáticas, y para conocer un poco más de los personajes principales en momentos determinados aparecen opciones de diálogo que aunque no influyen en el guión si nos dejan tener control y conocimiento de las conversaciones personales entre BT y Cooper.

Ritmo de juego frenético

Una de las características principales en la jugabilidad del primer Titanfall fue su velocidad debido a la dinámica de los saltos y el parkour, y eso por supuesto está de regreso en la secuela.

Al jugar con el piloto se percibe esa agilidad y velocidad gracias a la capacidad de correr por las paredes y de realizar saltos dobles, y debido a un excelente diseño y respuesta del control es un placer combinar estas acciones con los disparos, que por cierto se incluye una amplia variedad de armamento para complacer a todos los gustos.

Con el titán obviamente es diferente al ser más pesado y mucho menos ágil, pero la potencia de fuego y resistencia se multiplican en gran forma. Aquí destaca que durante el transcurso de la aventura podremos ir recolectando nuevas armas para BT, y de hecho es posible cambiar esa arma en cualquier momento. Esto le da más variedad a la experiencia ya que es como tener a todos los titanes disponibles, pero en realidad es el mismo modelo de clase Vanguard usando diferentes loadouts (armas, habilidades e ítems), lo que nos permite cambiar rápidamente entre estilos de combate con armas tipo escopeta, ametralladora, francotirador, espada y más.

La campaña inicia con un tutorial que es una especie de prueba para Cooper, y desde ese momento nos enganchan ya que es un mini-juego donde se debe intentar superar el tiempo de otros soldados. Luego se pasa a los diferentes niveles, cada uno ambientado en un entorno diferente del planeta Typhon y en donde se incluyen nuevas mecánicas que sirven para resolver los acertijos o superar los obstáculos.

Como ejemplos de esto encontrarán escenas donde deben manipular grúas para mover paredes y poder llegar de un punto a otro estando a alturas impresionantes, o usar un dispositivo para viajar en el tiempo y así poder avanzar por un segmento intercalando entre el presente y el pasado del entorno.

Además de todo esto tendremos batallas contra jefes que son otros titanes de Apex Predators que usarán diferentes técnicas de combate. A decir verdad este fue uno de los puntos que sentí más débiles ya que todos los titanes pelean de manera similar y se pueden vencer fácilmente (a excepción de Viper que ofrece un poco más de reto), así que tal vez hubiera sido perfecto una mejor inteligencia artificial que requiriera usar técnicas diferentes o armas específicas para eliminarlos.

Sobre esto último, aunque hay cuatro niveles de dificultad el juego en realidad no es tan complicado y de hecho se puede superar sin utilizar ciertas características, como por ejemplo el camuflaje de invisibilidad que en un principio creí que sería de uso básico.

El multijugador está de regreso y recargado

Respawn también realizó mejoras claves al componente multijugador que cuenta con ocho mapas en diez diversos y variados modos de juego, además de seis titanes y más clases tácticas para los pilotos. De manera acertada conservaron el estilo de acción rápida, eliminaron las Burn Cards, hicieron ajustes en el sistema de progresión e incluyeron más opciones de personalización.

Así que si consideran que la campaña es corta, el multijugador lo compensa con los modos que ofrecen variedad con diferentes formas de combate. Entre los modos de juego están Deterioro donde se debe eliminar a todos los enemigos, Último titán en pie donde todos los jugadores inician con titanes en rondas de eliminación, Batalla de Pilotos donde no se permiten despliegues de titanes, el clásico Captura la Bandera, Todos contra todos, Punto clave amplificado, Arena y el que creo resulta más divertido que es Cazarrecompensas, donde se obtiene dinero al eliminar enemigos y cada tiempo específico aparece un lugar donde se debe depositar lo acumulado.

Dentro de la jugabilidad del multiplayer vale la pena destacar que se ha mejorado la técnica de Rodeo y ahora es más sencillo subir hasta lo alto de un titán para eliminarlo, sobre todo utilizando el gancho retráctil, además de que se ha agregado una nueva opción que cambia la estrategia ya que es posible “recargar” la energía del titán al recolectar baterías estando bajo el mando del piloto. De esta manera es posible recuperar salud, pero hay que correr el riesgo de dejar en automático el titán y de ser más vulnerable estando fuera del robot.

El sistema de progresión también es más consistente y ahora incluso perdiendo es posible lograr recompensas, con lo que se pueden desbloquear nuevos elementos que influyen en la jugabilidad y/o elementos de personalización que ahora permite más modificaciones.

En pocas palabras es la verdadera evolución del multijugador de Titanfall que originalmente ya había sido destacado.

Apartado Audiovisual

En lo que respecta a gráficas encontramos altibajos ya que aunque por momentos el motor se siente viejo en comparación a otros títulos del género lanzados recientemente, hay entornos que lucen espectaculares gracias a la dirección artística e iluminación. Como ejemplos más específicos puedo decir que los personajes humanos no lucen tan bien, pero hay niveles que muestran paisajes que nos invitan a tomar una captura de pantalla. Dicho esto, conociendo la calidad que existe en el departamento de arte sería genial ver que la tercera entrega se realizara una nueva versión del motor.

Por su parte el audio es excelente ya que la música es grandiosa y acompaña perfectamente las situaciones en pantalla, los efectos están muy bien logrados y el trabajo de voces en general es destacado, incluso en su versión en español.

Conclusión

Titanfall 2 es lo que Titanfall debió haber sido desde el principio ya que ofrece una gran historia, un frenético y divertido componente multijugador, y un sensacional personaje en la forma de BT. Esta secuela mejoró en todos los sentidos a su antecesor, e independientemente de sus ventas (por el tema de que se lanzó entre Battlefield 1 y el nuevo Call of Duty) debo decir que ha logrado que la franquicia sea sienta más consolidada y tenga más sentido ver una tercera entrega.

Aunque la campaña es corta muchos van a querer volver a probarla en otra dificultad e intentar recolectar los cascos regados por los niveles, pero sin duda lo que los hará regresar será el multijugador que gracias a su variedad y diseño resulta adictivo y competitivo.

Uno de los mejores títulos FPS que han salido desde hace tiempo, así que no teman probarlo incluso cuando hay opciones más populares en el mercado.

Lo Mejor:

Lo Peor:

  • La Inteligencia Artificial puede ser mejor, sobre todo con los jefes
  • El motor gráfico ya empieza a sentirse viejo

Desarrollador: Respawn Entertainmnt – Plataformas: PS4 (revisada), Xbox One, PC – Precio: USD $60.