Teclado mecánico HyperX Alloy FPS [FW Labs]

Teclado mecánico HyperX Alloy FPS [FW Labs]

Comodidad y precisión pero ¿necesario para mejorar tu condición en el campo virtual?

Hace unas semanas llegó a Latinoamérica el primer teclado mecánico producido por HyperX el cual busca enfocarse en los juegos FPS: el Alloy FPS. Este accesorio con teclas Cherry MX busca tener impacto en los jugadores dedicados en este hemisferio y ahora te contamos que tal funciona.

Lo básico

Partimos con el apartado para el cual fue construido, los First Person Shooters. Como buen teclado mecánico, cumple su función de precisión al momento de moverte; rara vez tuvimos problemas para desplazarnos en los mundo virtuales. Su precisión y confort es bastante buena, lo cual es crucial al momento de moverte en el campo de batalla.

En dicho tipo de juegos el movimiento es clave para alcanzar la victoria y el teclado cumple con creces gracias a su sensibilidad, donde ni siquiera es necesario azotar el teclado para tener una buena respuesta. El hecho de que las teclas sean parte de la familia Cherry MX cumplen un papel crucial.

En el sentido práctico, si fallas en juego será netamente tu culpa, pues la respuesta que entrega el Alloy es inmediata. Así que lo siento pero no tienes excusa: en ese sentido el teclado está muy bien construido y cumple con la principal función que determina su existencia.

Lo técnico

El teclado viene con teclas diferenciales que puedes remplazar con la herramienta que viene incluida para el caso, pudiendo remplazar los botones 1, 2, 3 y 4 junto al WASD, todos rojos. En el caso de los primeros, el cambio solo es cosmético, sin embargo las teclas WASD poseen una textura diferente y aunque no son anti-adherentes, se siente muy bien presionarlos constantemente gracias a su textura.

Las teclas WASD poseen una cubierta diversa ideal para juegos FPS y sorprende un poco que sean las únicas ya que por ejemplo las teclas numéricas (que se ocupan bastante) no poseen el mismo tratamiento de las teclas antes mencionadas y solo se trata de un cambio estético. Por lo mismo, es curioso que no se haga lo mismo otros botones que son cruciales para jugar FPS como la Q, para cambiar rápidamente a tu última arma, R, para recargar automáticamente, e incluso Control y Space, para situaciones de agacharte (aunque rara vez lo hagamos) y saltar.

Como todo buen teclado mecánico, los botones son muy sencillos de desmontar, ayudando mucho en su limpieza, y no posee el famoso “Ghosting”, el fenómeno donde no puedes apretar más de tres teclas a la vez. La latencia es un tema importancia y cumple con creces en el nivel de respuesta, donde la demora de respuesta no existe.

En otros detalles importantes el Alloy mide 44 cms de largo, con suerte pesa 1 kilogramo y el cable de casi 2 metros debería ser más que suficiente para suplir tus necesidades de comodidad.

Otros usos

Ahora, ¿qué ocurre con otros usos? Después de todo no vas a invertir en un teclado de este precio -sugerido de USD $130- solo para un par de juegos y probablemente terminarás utilizándolo para actividades que realizas a diario como escribir.

Si eres nuevo en el mundillo de estos teclados, en un principio podría molestarte auditivamente el hecho de que suena demasiado al tocar el teclado. Si, es satisfactorio, pero podría molestar al resto si lo ocupas de manera pública y podría tomarte tiempo acostumbrarte al sonido, por muy “rico” que suene.

Fuera de ello, y por lo mencionado anteriormente, el Alloy resulta sumamente cómodo para redactar, realmente sientes que tus dedos vuelan al momento de escribir comparado con un teclado de membrana, ya que posee la tecnología Cherry MX Blue en todas sus teclas lo que lo hace un gran compañero al momento de escribir.

Otros juegos

Obviamente no íbamos a quedarnos solo en shooters. El teclado supone una gran inversión monetaria, por lo que igualmente lo probamos con otros juegos que demandan alto uso del teclado.

MOBAs como Dota 2 o League of Legends funcionan igual de bien y aunque a pesar de usar el teclado en ocasiones mas pausadas y sin tanta acción como un shooter, continúa respondiendo bien, a tiempo y de manera exacta al momento al ejecutar movimientos.

La precisión y sonido de esta clase de teclados igualmente son perfectos para juegos de ritmo, los cuales son bastante demandantes y requieren constante y duro movimiento. Por ejemplo, probamos Stepmania, un emulador de DDR para PC y jugándolo es genial sentir sonar las flechas al momento de “golpearlas”, por lo que si eres de los que disfruta de juegos de ritmos en general, te sentirás como en casa con el Alloy.

Modos extra

El teclado contiene la función de “Game Mode” la que al activarla hace que el botón de Windows quede inhabilitado, para evitar que jugando pases a apretar la tecla y te saque del juego.

También por alguna razón el teclado trae un puerto USB, el que no puede leer nada pero te servirá para cargar tu celular mientras juegas si cuentas con el cable correspondiente. En algo obvio, la carga será mucho más lenta que conectar tu smartphone directamente a la corriente, pero eso un lindo gesto para cargar tu equipo mientras juegas en el caso de no tener un enchufe cerca (Tip: ponlo en modo avión para que cargue más rápido).

Como es de esperar de un teclado mecánico, obviamente posee luces de color rojo -el único color disponible y comprensible por el branding de la marca- el que funciona en varias fases: estático, respiración, encender las teclas cuando las presionas, hacer una explosión de teclas que aprietas, e incluso personalizar las teclas que deseas se mantengan prendidas.

Todo es un cambio estético, sin funcionalidad real, pero como buen teclado mecánico, debe estar lleno de lucecitas atractivas, las que si bien no verás la mayor parte del tiempo, están ahí, para que tus amigos luzcan asombrados al verte teclear como los dioses.

El Alloy FPS viene con una bolsa para transportarlo, la cual incluye un bolsillo para guardar el cable, lo cual es bastante cómodo y le da valor agregado al hardware.

Y respecto a la comodidad, el Alloy FPS fácilmente puede ser el teclado mecánico con panel numérico más pequeño y portátil del mercado, haciéndolo una gran opción para aquellos que se mueven constantemente o juegan en sus notebooks.

En síntesis

El HyperX Alloy FPS cumple como teclado mecánico de alta gama. Se siente bien al momento de jugar, se siente genial de apretar. Como teclado mecánico funciona excelente, es una gran inversión para tu vida corriente y juegos en general, pero para lo que fue hecho específicamente, los First Person Shooter, simplemente no se siente como un aditamento obligatorio o necesario a tener, aunque cumpla la función.

Las teclas WASD adicionales que incluye con textura diferente son geniales, pero apenas representan cuatro teclas de todo un teclado con decenas de botones y funcionalidades. Aunque claro, comprendemos que tampoco sería cómodo llenar el teclado de botones rojos con textura diferente.

Insisto, es una buena pieza de hardware y para ser el primer intento de HyperX en el mercado es muy interesante, da base, da pie para futuras versiones y revisiones que van a mejorar muchísimo lo que tiene en sus manos. Y si bien hay una buena relación entre precio/calidad, al final todo dependerá de que tanto shooters juegas en tu vida; si eres del tipo “vivo y respiro CSGO/COD/Overwatch”, entonces si, dale una oportunidad. Para el resto de la comunidad, puede que este teclado no sea algo vital.