Manuel José Ossandón responde nuestro Cuestionario Tech

Manuel José Ossandón responde nuestro Cuestionario Tech

El senador y candidato presidencial acepta el desafío de Fayerwayer: "Me encantaría tener una conversación con los gallos de Tesla para dar las facilidades en Chile para construir una Gigafactory"

Comienza la cuenta regresiva para el final de este 2016, se preparan los Viejos Pascueros del sur del hemisferio para soportar los inclementes grados centígrados dentro de esos gordos trajes rojos y esas barbas blancas azotadas por el consumismo de hordas de niños hambrientos de chiches tecnológicos y drones al por mayor.

Tiempo de promesas, de buenas intenciones y de dejar atrás todo lo malo del año para dar vuelta la página y comenzar de cero. Y en ese afán nuestro invitado de este miércoles quiere terminar 2016 entrando al área chica para que en 2017 pueda afianzar su deseo personal de competir por el premio mayor: la presidencia de la República de Chile.

Padre de ocho hijos, casado, Técnico agrícola de profesión, ex alcalde de Pirque y de Puente Alto, ex militante de Renovación Nacional y actual senador por Santiago Oriente, Manuel José Ossandón Irarrazabal llega con la misión de enfrentarse a nuestro querido cuestionario.

Adelante senador…veamos si  a través de sus pensamientos tech se vislumbra La Moneda.

¿Cuál fue el primer acercamiento que tuviste con la tecnología?

MJO: Con los primeros celulares que aparecieron. Eran enormes y la batería no duraba nada, pero fue un cambio importante en la forma en la que se vivía en la época. Hoy quizás la gente da por sentado el tener celular y poder llamar a los hermanos o hijos para saber dónde están. En mi época, si no aparecías en una tarde entera porque estabas jugando a la pelota, trabajando o estudiando sin dar señales de vida, daba lo mismo, hoy la gente se vuelve loca y te llama para saber si te caíste en un hoyo. Fue la gran novedad, el germen de lo que se venía: un mundo ‘hiperconectado’. Hoy le hablo a Siri y no puedo entender cómo hemos llegado a esto… es una locura poder hablarle al celular y que te entienda todo lo que le pides.

Película de ciencia ficción favorita

MJO: No soy bueno para las películas, y menos para la ciencia ficción… veo más cosas del género de Terror en el Congreso… ja!, pero aunque no sea película, me acuerdo de haber visto ya de grande a Los Supersónicos, y se veían tan lejanas algunas de las cosas que aparecían ahí, como los robots que hacen aseo en la casa o las videoconferencias. Es chistoso que todo eso ya exista de alguna forma u otra.

Tengo un pasaje gratis para la máquina del tiempo. Súbete y dime a qué época quieres viajar y ¿por qué?

MJO: Al futuro para ver un par de cosas. Quiero ver cuándo va a quedar el desastre ecológico que se nos viene encima con el cambio climático. Parece un poco cliché, pero tengo claro que tenemos que hacer los cambios AHORA antes que sea muy tarde… me gustaría viajar al futuro para ver cuál será el punto de inflexión, y así poder hacer los cambios que necesitamos para no reventarnos.

 Si pudieras convertir a alguien en robot y pudieras programarlo para que fuera tu asistente. ¿A quién elegirías?

MJO: Mónica Bellucci. Sólo diré eso.

¿Qué haces para desconectarte completamente?

MJO: Me encanta jugar al tenis, allí me siento increíble. Requiere de completa concentración y de mucha fortaleza mental. En todo caso, basta que me vaya para la casa en Pirque y quedo totalmente desconectado. El celular funciona como el forro fuera de los límites de la ciudad. Dentro de las primeras medidas que tomaría llegando a ser Presidente, sería empujar la conectividad DE VERDAD, y terminar con los monopolios en los edificios… en fin, esa es harina de otro costal.

Convierte en Troll por un momento y escupe con furia lo que quieras…

MJO: Las segundas partes nunca fueron buenas. La oferta de presidenciables en Chile necesita renovación. Que lata da la gente que reclama por todo y no sale a votar para cambiar la cara de la política. Espero que para las primarias y para la nueva elección de Presidente, se cambie esa mala forma de enfrentar los problemas.

Steve Jobs decía: “la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y así es como debe ser, porque la muerte es posiblemente el mejor invento de la vida. ¿Cómo sería tu muerte inventada perfecta?

MJO: Rodeado de mi familia y amigos y que me recuerden como alguien que trató de hacer cosas buenas para cambiar, aunque sea un poquito, nuestra sociedad. Sea como sea la forma de morir, la vida no tiene ni un sentido si no estás rodeado de gente a quien querer o que te quieran.

¿Cómo ves el escenario actual de Latinoamérica a nivel de instituciones gubernamentales y privadas en relación al fomento, desarrollo y la preocupación por la ciencia y tecnología en nuestros países?

MJO: Voy a dar la lata con una cifra: Chile gasta una cosa así como el 0,3% del PIB en Investigación y Desarrollo. Para ser “alguien” en el mundo de Ciencia y Tecnología, tenemos que gastar al menos el 3 o 4%, con participación principal de privados. Creo sí, que tenemos que enfocarnos. Es difícil, por escala, que compitamos con India, China y EE.UU en el desarrollo de software, sin embargo, tenemos condiciones buenas para competir en el desarrollo de tecnologías “de especialidad”. Pienso en el agro, en el litio, la minería y la energía. Después de ver el documental de Di Caprio, me encantaría tener una conversación con los gallos de Tesla para dar las facilidades en Chile para construir una Gigafactory. Tenemos el Litio y la energía solar en el norte, eso daría mucha pega, generaría ingresos al país, mucho flujo de conocimiento… creo que sería un proyecto difícil, pero si sale, sería espectacular.

¿Crees que la tecnología ha servido como una herramienta de emancipación popular y de presión frente a las autoridades en Latinoamérica? ¿Sientes que hay un movimiento ahí o es sólo una falacia sin peso o influencia?

MJO: Nadie lo podría negar. No hay excusa para no estar informado de las cosas que pasan en tu entorno. Además, he visto como grandes movimientos se arman en torno a la tecnología para producir cambio… y tener éxito en eso. En todo caso, creo que le hemos dado mucho valor a “la farándula” de Twitter o Facebook, eso genera ruido y no siempre ruido que contribuye. Tengo sentimientos encontrados con eso. Estoy de acuerdo con Jean Beausejour cuando dijo que las redes sociales son un basurero de emociones, pero por otro lado, dentro de un mar de ruido, aparecen cosas de mucho valor.

Estás jugando PokemonGO y tienes la oportunidad de cazar a un personaje de la historia de Chile con el objetivo de reinsertarlo nuevamente en este Chile del siglo XXI. ¿A quién elegirías y por qué crees que sería óptimo regresarlo del más allá?

MJO: En su minuto, tuve que preguntar a mi hija qué era PokemonGO. Lo siento, pero creo que caminar mirando el celular todo el rato sería solo para sacarse la cresta en la calle. Respecto del personaje, podrían ser varios. Traería de vuelta a Hernán Olguín para que siga haciendo lo que hizo hasta su último minuto… siento que faltan personas como él en las comunicaciones de hoy. El Padre Hurtado de todas maneras, creo que en Chile a algunos les falta volver a entender lo que significa el sacrificio y el servicio público de verdad.