Kaspersky demanda a Microsoft por prácticas monopólicas en Windows 10

por

1712 posts

Eugene Kaspersky está furioso por la estrategia de Microsoft promoviendo sus productos por encima de otros.

Todos recuerdan los días de paz y esperanza cuando Microsoft anunció Windows 10, revelando que la actualización a este nuevo sistema operativo sería gratuita en su lanzamiento bajo la meta de que todos tuvieran acceso a este software. Ahora parece que las intenciones de la compañía van quedado reveladas, como una estrategia para alienar a sus usuarios, bajo un ecosistema enfocado a promover sólo los productos de la compañía.

Pues resulta que Eugene Kaspersky ha llegado a dicha conclusión, y está furioso, a grado tal que ha decidido tomar acciones legales contra Microsoft, demandándolo por prácticas monopólicas. A través de una extensa publicación en su blog oficial, el ejecutivo enumera todas las irregularidades de Windows 10, particularmente en el terreno de antivirus, donde queda comprobado que Microsoft está segregando gradualmente a los desarrolladores externos.

Kaspersky-habría-falsificado-malware-intencionalmente-para-afectar-a-su-competencia

Software que sin aviso previo es sustituido por el equivalente creado por Microsoft, alteraciones en la configuración, bloqueos de compatibilidad, trabas para advertir sobre periodos de caducidad en cobertura de antivirus y una marcada preferencia por mantener como primera opción a Windows Defender, son algunos de los puntos señalados en la publicación.

Kaspersky asegura que estas prácticas son muestra de una segregación paulatina, donde el ecosistema de Windows 10 se va enfocando en volverse un sistema cerrado que da una marcada preferencia a las herramientas desarrolladas por Microsoft, siendo este el principio de una estrategia que podría extenderse a otras ramas de la empresa, como el servicios de nube.

Es por ello que Kaspersky y su compañía han vuelvo oficial la liberación de diversas demandas legales contra Microsoft en distintos países, incluyendo Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea, exigiendo el cese de estas prácticas monopólicas.

¿Tienen razón?

Sígannos y comenten en Facebook.