iPhone pasa meses en el fondo de un lago y aún funciona

iPhone pasa meses en el fondo de un lago y aún funciona

Recibió asistencia de gruesa carcasa OtterBox y al ser puesto en arroz el teléfono funcionó.

Nada peor que perder un teléfono, más aún de manera tragicómica, y que un año y medio más tarde lo recuperes cuando piensas que nunca más lo verás en tu vida. Es el caso de Michael Guntrum, un hombre de Pensilvania que perdió su iPhone 4 en un lago y 20 meses después lo recupera aún funcionando.

Guntrum se encontraba pescando en marzo del 2015, pleno invierno estadounidense, en un lago congelado. Cuando un pez picó el anzuelo, el hombre se movió y el iPhone que estaba ocupando se deslizó por sus piernas, luego por el hielo y cayó al hoyo donde estaba pescando. Ese sería el fin de la historia, pero curiosamente no fue así.

El lago Kyle, donde ocurrió esto, fue drenado en septiembre del año pasado debido a problemas estructurales relacionados a una represa. El ingeniero Daniel Kalgren decidió recorrer la superficie de lo que quedó del lago con un detector de metales para ver si encontraba algo interesante, y dio con el iPhone 4 de Guntrum.

Solo por mera curiosidad, Kalgren decidió ver si es que algo podía rescatar del teléfono, así que lo limpió y lo colocó en arroz unas horas. Luego lo conectó a un enchufe y ¡Sorpresa! el iPhone se encendió. Kalgren pudo contactarse con Guntrum por correo con los datos que encontró en el móvil y se lo enviará de regreso. En un principio Michael no lo podía creer, pero reconoció su equipo por el fondo de pantalla y su carcasa.

Y hablando de ello, antes de darle todo el crédito a Apple por hacer equipos que puedan soportar meses bajo el agua, el equipo tuvo una importante asistencia al tener una carcasa OtterBox, la cual es considerada como una de las mejores marcas de accesorios para iPhone.

El afortunado hombre que recuperará su teléfono dijo a Buzzfeed que en cuanto reciba el equipo de vuelta se lo donará a su madre, la cual realmente necesita un smartphone.

Sígannos y comenten en Facebook.