El próximo iPhone podría no tener pantalla OLED por culpa de los proveedores

El próximo iPhone podría no tener pantalla OLED por culpa de los proveedores

Las cadenas de producción claman no estar listas para aceptar la demanda.

Hace poco se lanzó el iPhone 7 y ya se están rumoreando las especificaciones técnicas de la próxima versión. Ya sea 7S u 8, los chismes dicen que uno de sus modelos, el de 5.5 pulgadas contaría con pantalla OLED, lo que le daría mayor eficiencia energética y una mejor calidad de imagen.

El tema cae en que las pantallas con tecnología OLED son difíciles de fabricar, y los cuatro grandes fabricantes de estas, Samsung, LG, Sharp y Japan Display no tendrían la capacidad de hacerlas a tiempo dada la gran demanda que suelen tener los equipos diseñados en California por Apple.

En la actualidad, Apple y Samsung tienen un tratado de fabricación de paneles para el 2017, pero tal como reporta Bloomberg, hasta Samsung ha tenido problemas para cubrir la demanda de sus propios equipos, dado lo cual la situación se torna aún más compleja.

Este rumor explicaría el por qué se dice que habrán tres versiones del próximo iPhone: una de 4,7 pulgadas con pantalla LCD, uno de 5,5 pulgadas con pantalla LCD y una versión premium de 5,5 pulgadas con pantalla OLED y otras prestaciones.

Otras fuentes indican que el próximo iPhone tendría pantalla de borde a borde, algo como lo visto en el Xiaomi Mi Mix y contaría con prestaciones para llevar a cabo realidad aumentada en la aplicación de la cámara.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.