BLU se enfrentará a una demanda colectiva en Estados Unidos

BLU se enfrentará a una demanda colectiva en Estados Unidos

El caso de envío de información a servidores chinos sigue latente.

Hace no mucho consignábamos el hecho de que un modelo de teléfono inteligente de la marca BLU estaba mandando datos personales a servidores en China, como también la respuesta oficial de la compañía frente al caso.

El tema no quedó ahí, al menos en Estados Unidos, donde la firma de abogados Rosen anunció que está reclutando clientes de la compañía para empezar una investigación y demanda colectiva por “instalación de software espía” en equipos de la marca. Dicen que BLU admitió que recolectaron datos personales no autorizados en forma de mensajes de texto, historial de llamadas y contactos de sus consumidores para posteriormente ser enviados a servidores localizados en China.

El software que recolectaba esta información corresponde a la compañía Shanghai Adups Technology. Según el CEO de BLU, Samuel Ohev-Zion ellos no estaban en conocimiento de la situación y que fueron ellos mismos quienes encendieron la alarma y se hicieron cargo del tema. “Todos los datos minados de los teléfonos fueron destruidos por Adups y no hay ningún modelo de BLU que tenga el software actualmente”. 

De acuerdo a Carmen Gonzalez, Directora de Marketing de BLU, ellos no ven tanta gravedad en los hechos ya que nadie salió dañado y que lo sucedido no justifica ningún tipo de demanda.