Usar un Galaxy Note 7 en un avión es crimen federal en EE.UU.

Usar un Galaxy Note 7 en un avión es crimen federal en EE.UU.

Hasta 10 años en prisión por subir de manera intencional uno de estos teléfonos a bordo.

¿Quién habría pensado que utilizar un teléfono de Samsung sería objeto de multas o incluso de pasar hasta 10 años en prisión? Al parecer esto sería una realidad en Estados Unidos, en donde ha sido prohibido subirse a un avión con un Galaxy Note 7. De acuerdo con la Administración Federal de Aviación, hacerlo de manera intencional es considerado como crimen federal.

La advertencia se encuentra en aeropuertos e incluso cuando se hace una reserva para viajar a Estados Unidos. De acuerdo con la FAA, aquel que transporte de manera intencional el Galaxy Note 7 dentro de una aeronave sería sujeto a una multa de hasta USD $179,933 por cada día que esto ocurra. En algunos casos el usuario podría ser enjuiciado y enfrentar una pena de hasta 10 años en prisión.

Transportar un Galaxy Note 7 tanto en la cabina como en las maletas es peligroso. Si bien una combustión instantánea podría controlarse en la cabina, dentro del equipaje documentado no sería lo mismo y pondría en peligro la vida de los pasajeros. El incidente más reciente ocurrió con Southwest Airlines, en donde un teléfono se incendió en la cabina.