El Galaxy Note 7 ha muerto: Samsung frena la producción a nivel global

El Galaxy Note 7 ha muerto: Samsung frena la producción a nivel global

Samsung cierra uno de los capítulos más penosos que le costará miles de millones de dólares.

[Actualización] Es oficial, el Galaxy Note 7 ha muerto. Samsung ha suspendido la producción global de manera definitiva. La compañía no se arriesgará a otro fallo y para el momento que resuelva el problema será demasiado tarde ya que tendrá al Galaxy S8 en puerta.

Así se cierra uno de los capítulos más penosos de la compañía surcoreana. Tal vez para la próxima será mejor esperar y asegurarse de que los teléfonos funcionan, antes de adelantarse a la competencia.

[Nota original] Luego de los problemas ocurridos con las unidades de repuesto, Samsung pidió a todos los operadores y tiendas de retail frenar las ventas del Galaxy Note 7, así como no efectuar canjes mientras investigan la combustión espontánea causada por el problemático teléfono.

En un comunicado oficial dentro de su página web, Samsung dijo que se encuentran trabajando con la Comisión de Seguridad de Productos de Estados Unidos (CPSC) para investigar los recientes incendios ocurridos con los Galaxy Note 7. Mientras eso sucede, el fabricante pidió a todos los socios de negocio — entre los que se incluyen operadores y tiendas de retail — a frenar las ventas del dispositivo así como también no ofrecer unidades de repuesto.

Samsung dijo a los usuarios que cuenten con un Galaxy Note 7 que deberán apagar el dispositivo y contactar a la tienda u operador donde fue adquirido. Samsung está ofreciendo a cambio un Galaxy S7 o S7 edge con la promesa de pagar la diferencia de precio, o si el usuario prefiere, obtener un reembolso completo. El fabricante también dijo que otorgará una tarjeta de regalo de USD $25 para incentivar a canjear el dispositivo; esto último seguro es exclusivo de Estados Unidos.

Si bien la información está enfocada a los usuarios de Estados Unidos, es interesante notar que el comunicado habla de un freno de ventas e intercambios a nivel global. En América Latina está por conocerse el proceso, aunque suponemos que será similar a lo que ocurre en Estados Unidos.

Si son dueños de un Galaxy Note 7, ya sea de lanzamiento o de repuesto, lo mejor será regresarlo con el operador o la tienda de retail para efectuar el cambio por otro teléfono que no ponga en riesgo su seguridad.