Las barreras que debe superar el “wallet digital”: “Hay que evitar el miedo a este sistema de pago”

Las barreras que debe superar el “wallet digital”: “Hay que evitar el miedo a este sistema de pago”

Fayerwayer conversó con Luiz Zanón de Tecnocom, quien nos entregó un detallado panorama de la billetera electrónica para la región.

El “papel moneda” es aún en Latinoamérica uno de los principales sistemas de pago en el comercio, aun cuando la irrupción del plástico y las tarjetas se ha posicionado con fuerza en la población. Más lejano en ese horizonte y asomando sus narices con algo de timidez y no con pocos obstáculos técnicos, el “wallet” digital quiere escalar en las preferencias de la gente.

Sin embargo, la billetera móvil y la opción de pagar con el smartphone sigue generando desconfianza: ya sea porque las capacidades están limitadas a celulares de alta gama y a tecnologías poco masivas, o también por la alta desconfianza que se generan por la oleada de estafas electrónicas que ya afectan a los sistemas de tarjeta.

Para despejar estas dudas, Fayerwayer conversó con Luis Zanón, director general de Tecnocom para Latinoamérica, quien en sus objetivos quiere avanzar en nueva experiencia Digital en Banca, el Pago Móvil Universal HCE,  Personal Advisor, y  la Gestión Avanzada de Finanzas (PFM) de los clientes bancarios. Todo fue presentado este 2016 en el Mobile World Congress de Barcelona.

– ¿Cuáles son los principales beneficios de utilizar el celular como sistema de pago?

Contar con un wallet digital en el celular puede conllevar una multitud de ventajas, y así lo están viendo las grandes marcas fabricantes -quienes han lanzado aplicaciones como Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay de Google-, gigantes de sistemas operativos, como Microsoft, y las entidades bancarias. Entre los principales beneficios, desde el punto de vista de empresa, podemos destacar el acceso de los propietarios/usuarios a una amplia gama de servicios aprovechando las capacidades de los smartphones.

– ¿Es el móvil como dispositivo más seguro por ejemplo que las tarjetas de plástico para evitar fraudes, estafas y robos?

Nosotros creemos que el pago móvil seguro y universal es una realidad tecnológica. Es cierto que se han planteado muchas dudas sobre la seguridad, pero -según las conclusiones a las que llegaron diferentes analistas de seguridad y hackers reunidos en el Black Hat USA 2016- la realidad es que el pago mediante el dispositivo móvil resultar bastante más seguro que el efectuado con las tarjetas de plástico. Lo primero que hay que conocer es que la información relativa al pago se almacena cifrada en un chip diferente dentro del teléfono móvil, y los datos de la tarjeta nunca salen del mismo, sino que se emplean los llamados tokens (una secuencia de números de un solo uso creada por algoritmos propietarios). Además, no es necesaria la existencia de tickets en todo el proceso, puesto que toda la comunicación es electrónica, y por último la autenticación del usuario se lleva a cabo mediante sistemas biométricos, la huella dactilar. Estos sistemas son mucho más seguros que el clásico PIN o firma.

 – ¿Cuál es el problema más grande para el ingreso permanente a Chile de este tipo de sistema?

Más que problema en otras regiones se están planteando preguntas como ¿cuál será el crecimiento de esta nueva forma de pagar en un futuro cercano? ¿Hacia dónde va esta tecnología? ¿Es de verdad el medio del futuro, o una opción a desarrollar con fecha de caducidad? ¿Desaparecerá el dinero en efectivo o las tarjetas?

Las respuestas seguro que las tendremos en un espacio corto de tiempo, porque todos los actores, banca, operadores, fabricantes de tecnología, apuestan ya de forma firme porque esta modalidad llegue y se instale de forma inmediata en la sociedad. Y no sólo en impulsarlo para que lo use el consumidor final, sino que son conscientes de la oportunidad de negocio que significa para todos ellos. Y por ello trabajan ya en realizar una apuesta firme por dos elementos: Uno, atraer el interés de comercios y usuarios frente a la gran oferta, y dos, innovar. Seguir innovando para hacer que todo sea mucho más sencillo en el uso, seguro y transparente. Salvar el miedo y la desconfianza que aún existe y convertirlo en algo sencillo como es pagar con tarjeta en cualquier lugar y cualquier sitio.

– ¿Cómo se podrán adaptar las pequeñas pymes y pequeños comerciantes a una tecnología? Se piensa con un alcance masivo o primero debe implementarse a gran escala?

El pago móvil seguro y universal es una realidad tecnológica, y sólo queda dar un último paso para que su uso se generalice en la población, de la mano de una experiencia de usuario mejorada y de nuevos valores añadidos ofrecidos junto con este servicio de pago.

Según nuestro último estudio sobre Medios de Pago, hemos identificado tres grandes líneas de innovación: las transferencias electrónicas inmediatas (faster payments), el creciente desarrollo de los wallets móviles y los avances en comercio electrónico pero efectivamente hay diferencias en cuanto a su avance entre regiones.

Las iniciativas de transferencias electrónicas inmediatas y de bajo coste, ya presentes en determinados mercados, como el británico (Faster Payments), permitirán avanzar en la reducción del uso del efectivo en el día a día de los ciudadanos, favoreciendo el desarrollo de nuevas aplicaciones como son el pago entre personas P2P (person-to-person), empleando el móvil o los pagos en comercios P2B, (person-to-business). En este último punto, los pagos inmediatos podrían incluso amenazar localmente, de forma gradual, el uso de las tarjetas de débito.

– ¿Qué características técnicas necesitan los smartphones para implementar esta tecnología? Será sólo para celulares de gama media-alta y alta?

Los grandes players como Visa, MasterCard y American Express ya han definido las bases técnicas para ofrecer pagos móviles de forma segura dentro de las redes actuales de pagos, como el  HCE (Host Card Emulation). En paralelo, y en línea a dichas bases, cada vez más entidades emisoras están sacando wallets propios que ya permiten realizar pagos móviles en cualquier terminal de venta con capacidad NFC.

A estas dinámicas del mercado se suma la fuerte apuesta realizada por fabricantes como ApplePay y SamsungPay, que  se produce de forma paulatina y país a país, pero que tiene una gran capacidad para movilizar a millones de consumidores apasionados por  la experiencia de usuario que estos fabricantes ofrecen.