Gears of War 4 [NB Labs]

Gears of War 4 [NB Labs]

La franquicia regresa por la puerta grande.

Finalmente llegó el día del lanzamiento de una de las exclusivas de Microsoft más importantes del año, se trata de Gears of War 4 que trae de regreso la franquicia tras tres largos años de ausencia y después de un spin off que no logró convencer del todo.

Para la complicada misión de llevar a Gears of War de regreso a su grandeza, Microsoft designó a Rod Fergusson que ya había trabajado en la serie con Epic Games y que junto con su equipo de The Coalition emprendió el proyecto hecho por fans y para fans, con un resultado que a primera instancia debo decir que logró su objetivo.

Comenzando con una descripción rápida, Gears of War 4 es un paquete bastante completo con una campaña con toques nostálgicos, el renovado modo Horda que se roba los reflectores, un variado componente multijugador y sobre todo jugabilidad clásica con algunas innovaciones que resulta muy divertida.

Por lo que vemos en historia, ambientación y jugabilidad es evidente que The Coalition siguió ese famoso dicho que dice “si no está roto, no lo arregles”. Los veteranos de la serie se sentirán como en casa al tomar el control ya que las mecánicas de juego son prácticamente las mismas, sobre todo con el típico “cubre y dispara”, pero además encontrarán algunas novedades como movimientos de combate cuerpo a cuerpo y ejecuciones con cuchillo, lo que agrega variedad a la manera en que podemos acabar con los enemigos.

Dicho esto, las mecánicas de juego y el control funcionan perfectamente y esta es una de las fortalezas del juego ya que nos deja disfrutar la experiencia y dominarlo de manera rápida. A mi parecer fue una decisión acertada no hacer cambios drásticos y mantener lo clásico.

De regreso a Sera

La historia de la campaña de Gears of War 4 está ambientada 25 años después de los eventos de Gears of War 3 en donde encontraremos la amenaza de un par de nuevos enemigos llamados El Enjambre que son similares a los Locust y los DeBees que son soldados robot. Tomaremos el control de JD Fenix, el hijo de Marcus, que junto con sus amigos Kait y Del deberán emprender la misión de rescatar a sus seres queridos y al mismo tiempo descubrir el misterioso origen de sus atacantes.

La campaña tiene una duración promedio de 8-10 horas que obviamente varía dependiendo de la dificultad, y lo mejor es que permite juego cooperativo – ya sea en pantalla dividida en el mismo televisor, en línea e incluso soporta juego cruzado entre Xbox One y Windows 10. Es genial que en este juego moderno se haya incluido el cooperativo a pantalla dividida ya que es fuente de experiencias únicas.

Algunos se han quejado de que la campaña es muy repetitiva al abusar del “cubrir y disparar”, pero personalmente me pareció que no es un punto negativo ya que como mencioné antes la jugabilidad es divertida y además se incluyen momentos que rompen con la monotonía como conducción de vehículos o el tener que defender puntos que se convierte en modo Horda. Igualmente la adición de dos nuevos tipos de enemigos hacen que sea necesario utilizar diferentes estrategias para vencerlos e incluso probar las nuevas armas que tienen en su arsenal.

La inteligencia artificial es clave cuando se trata de juegos como este y de hecho en títulos anteriores hubo quejas por este motivo, pero en Gears of War 4 vemos que se ha mejorado el comportamiento de los compañeros de equipo, y aunque el resultado no es perfecto si es más aceptable. Durante mi recorrido por la campaña en dificultad Elevada solo tuve un par de incidentes que no fueron graves con mis compañeros controlados por la inteligencia artificial.

Es cierto que la narrativa no es la mejor y la historia no es tan cautivante, de hecho siento que le faltó darle más personalidad o fuerza al nuevo protagonista y a sus compañeros que se quedan muy por debajo de los originales en cuanto a carisma, pero en combinación con las altas dosis de acción la fórmula funciona y la campaña deja un buen sabor de boca con todo y que deja las puertas abiertas para más secuelas. Además, debo mencionar que los fans de la franquicia serán los que más disfrutarán al encontrar varias referencias y toques nostálgicos durante la jornada.

Multijugador Competitivo – Variedad y mucha acción

Para muchos el componente principal de esta serie es el multijugador competitivo, y Gears of War 4 es donde se pone más fuerte. Viene con 10 mapas que se irán rotando cada mes y una amplia variedad de modos que combina clásicos con nuevos, como Team Deathmatch, King of the Hill, Guardian, Warzone, Dodgeball, Co-Op Versus, Escalation y Execution.

A diferencia de la campaña que corre a 30 cuadros por segundo (en Xbox One), el multijugador corre a 60 cuadros por segundo para mejorar la experiencia de juego. Además, cuenta con un nuevo sistema de ranking para matchmaking más justo y servidores dedicados que buscan hacer olvidar aquellos problemas de conexión y latencia en las partidas.

En términos generales el multijugador resulta bastante divertido y entretenido, consume horas como si se tratara de minutos. Debo decir que en los días de acceso temprano hubo algunos momentos en que me fue imposible ingresar a las partidas o jugar en cooperativo, pero en la cuenta de Twitter del juego avisaron que corrigieron el problema y que hicieron ajustes para mejorar matchmaking, así que fuera de eso en la mayoría del tiempo fue una experiencia estable.

Horda 3.0 – Mejorada y totalmente adictiva

En mi opinión el modo Horda para cinco jugadores es la estrella del show y en el que he pasado más tiempo. Es la vieja fórmula que ya conocemos pero con algunas novedades que lo hacen mucho más divertido y adictivo, como la implementación de clases y tarjetas de modificación que se pueden aquirir con dinero virtual o dinero real.

Nuevamente cuenta con modos de defensa de la torre, pero se ha agregado algo que llaman “El Fabricante”, que es una especie de impresora 3D donde podemos crear armas, torretas, barreras y más que servirán para defendernos de las oleadas de enemigos que estarán compuestas por robots DeBees y monstruos del Enjambre.

Habrá que sobrevivir a 50 oleadas y cada enemigo derribado deja energía que es acumulable en El Fabricante y que básicamente son los créditos que tendremos disponibles para adquirir equipamiento. Lo más recomendable es luchar en las primeras 7-8 oleadas para reunir energía y así poder desplegar torretas y barreras cuando nos enfrentemos a los rivales más complicados y sobre todo los jefes que llegan cada 10 tandas.

De esta manera, es importante tener una buena estrategia de equipo para poder sobrevivir ante las embestidas que van subiendo de dificultad al incrementar la salud daño y precisión de los enemigos. También resulta interesante la adición de las clases, que realmente lo que hacen es recompensar a los jugadores que tienen un estilo de juego marcado. Hay francotiradores, ingenieros, soldados, exploradores y artillería pesada, así que si por ejemplo eres bueno con el sniper, te verás beneficiado con la clase francotirador y reventando cabezas desde lo lejos.

Tal vez la única queja que escuché sobre este apartado es que si un jugador decide abandonar la partida ese hueco queda vacío y el grupo se debilita. Esto resulta molesto cuando haces equipo con desconocidos y cuando ya se lleva buen avance alguien decide salirse y dejar incompleto el escuadrón. Lo ideal sería que el sistema incorporara a alguien más, pero probablemente la intención es que todos comiencen desde cero y no haya quienes puedan entrar en partidas ya avanzadas. Además, viendo el lado positivo le da cierto suspenso a las partidas.

En el tema de la personalización hay una amplia cantidad de opciones que incluyen elementos para modificar a los personajes, la apariencia de las armas e incluso nuestras insignias donde se muestra el Gamertag. De manera similar alo que vimos en Halo 5, es posible desbloquear paquetes que incluyen tarjetas sorpresa que otorgan ítems como skins, personajes, emblemas y mejoras.

Gráficas – ¿Una obra maestra de Unreal Engine 4?

Respecto al apartado visual, tal vez no son las mejores gráficas que se han visto en tiempos recientes o quizá no causa el mismo impacto que cuando se lanzó el Gears of War original, pero sin duda tiene su encanto. Los escenarios y personajes se ven muy bien con una interesante paleta de colores, pero lo que se lleva las palmas son los efectos visuales como las tormentas donde podemos observar cómo las fuertes rachas de viento arrasan con todo a su paso y los rayos que peligrosamente golpean el suelo del camino.

Por supuesto hay detalles a criticar en texturas y efectos, incluso en personajes como esa barba cuadrada del personaje Oscar Díaz, pero en general todo se ve bien dentro de la acción frenética y se conserva esa ambientación tradicional que por supuesto incluye gore y mucha sangre.

En Xbox One el juego corre a 1080p, 60 cuadros por segundo en el multijugador y 30 cuadros por segundo en la campaña, de hecho recientemente fue analizado por Digital Foundry y encontraron que no se queda muy por detrás de la versión para PC al lucir muy bien y correr de manera estable y fluida.

Sonido – Música Épica y Muy Buen Doblaje

El apartado sonoro merece las palmas por si solo ya que Microsoft y The Coalition hicieron un gran trabajo. Para empezar son muy buenos los efectos de sonido, incluyendo los ruidos del entorno, las tormentas, rugidos de los enemigos y por supuesto las armas con cosas como la motosierra del Lancer que suena genial. Esto es complementado de gran forma por el grandioso OST que fue creado por Ramin Djawadi, aclamado compositor iraní-alemán que ha trabajado en la música de Game of Thrones, Pacific Rim, Warcraft: El Origen e incluso en juegos de la serie Medal of Honor.

En las voces es cuestión de gustos, si lo escuchan en su idioma original encontrarán un excelente trabajo, pero si prefieren escucharlo en español para nada se decepcionarán ya que se realizó un doblaje de alta calidad a cargo del estudio Pink Noise.

Conclusión

Gears of War 4 es un paquete bastante completo diseñado para ofrecer muchas horas de entretenimiento al ofrecer opciones para jugar de manera individual, cooperativa o competitiva con una gran jugabilidad y ambientación.

Aunque va más dirigido a los fans de la franquicia que sin duda apreciarán que se hayan conservado elementos clásicos y la adición de referencias que pegan directo en la nostalgia, también es totalmente disfrutable por novatos que no tendrán problemas en adaptarse al estilo de juego.

Vale la pena recordar que Gears of War 4 es un título Xbox Play Anywhere, lo que significa que también se puede jugar en Windows 10, incluyendo soporte de juego cruzado y la capacidad de transferir el progreso y los logros en ambas plataformas.

Versión de Xbox One analizada. Copia de revisión facilitada por Microsoft.