Los CDs de música siguen siendo más populares que Spotify en Japón

Los CDs de música siguen siendo más populares que Spotify en Japón

Servicios de streming de música aún tienen una dura lucha ante las tradiciones niponas.

A fines de septiembre el popular servicio de streaming musical Spotify finalmente debutó en Japón, aunque su lanzamiento no ha sido fácil en absoluto ya que su librería musical no posee los grandes nombres de la escena local y la industria física aún predomina el mercado.

Teniendo una librería aún mas pobre que Line Music y Apple Music en la tierra del sol naciente, su impacto ha sido minúsculo ya que los japoneses prefieren adquirir su música en CDs e incluso vinilo. Gran parte de esto se debe a que las casas discográficas no gustan de la idea de entregar su contenido gratuitamente en internet causando que los principales artistas líderes del Oricon –el paralelo de Billboard en Japón- brillen por su ausencia en Spotify.

Al contrario del resto del mundo, los japoneses utilizan sus smartphones para casualmente escuchar música en YouTube y otras redes sociales y al descubrir que artistas prefieren van a las tiendas en busca del disco; irónicamente los servicios de streaming no hacen más que potenciar la venta del material físico. Si bien a nivel global las ventas de discos solo representan un 39% de las ganancias, en Japón el número asciende a un 84%.

Akiko Senoo, investigador de la firma digital MMD Labo, comentó a Bloomberg que la fría recepción de Spotify se debe a que la compañía llegó al país un año después que Line y Apple y que la novedad del streaming ya dejó de ser atractiva, aunque cree que podría haber un lento crecimiento de este: “Tomará un tiempo a los usuarios emocionarse. El crecimiento será débil en un comienzo pero a medida que los usuarios vean lo que comparten sus amigos en Facebook que de escuchan en Spotify, su uso debería lentamente expandirse”.

Todo esto resulta algo irónico considerando la avanzada tecnología disponible en Japón que permite altas velocidades de conexión para descargar contenidos, de hecho la industria generaba cerca de USD $780 millones de dólares en conceptos de venta de canciones y ringtones el 2008. Los expertos culpan al iPhone e iTunes, ya que si bien aceptaron y se adaptaron a Apple, nunca engancharon con comprar canciones mediante el servicio, prefiriendo simplemente escuchar gratis mediante YouTube. La industria local jamás se recuperó de eso.

Al final del día para los jóvenes nipones no es atractivo tener a su disposición 40 millones de canciones en Spotify por USD $10 que jamás van a escuchar, prefiriendo ir directamente a las tiendas a comprar en discos solo lo que realmente les interesa que pase por sus oídos.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.