Álvaro Peralta “Don Tinto” responde nuestro Cuestionario Tech

Álvaro Peralta “Don Tinto” responde nuestro Cuestionario Tech

Este "parroquiano" de Fayerwayer nos presenta su nuevo libro "25 lugares imprescindibles donde comer en Stgo" y nos muestra su lado más tecnológico.

Preparen las papilas gustativas querido público carnívoro de tecnología. Llegó el momento de sacar el cuchillo y el tenedor y desmenuzar con nuestro invitado de este miércoles los placeres de un plato de anécdotas y recuerdos cibernéticos.

Hoy nuestro fiel #CuestionarioTECH se adentra en las profundidades de ese templo del placer que es la cocina, y da la bienvenida al periodista y crítico gastronómico, Álvaro Peralta, más conocido en las lides virtuales como “Don Tinto”.

Álvaro es amigo de la casa, fue director de estilo de vida en Betazeta y además ha dejado su pluma en publicaciones como The Clinic, Revista Capital, La Nación, La CAV y actualmente en el diario HoyXHoy.

“Don Tinto” se encuentra además promocionando su libro recién salido del horno: “25 lugares imprescindibles donde comer en Stgo”, una fascinante guía para los patacheros y parroquianos de la capital chilena.

Adelante “emperador de las letras y picadas culinarias”, exploremos tu lado más tech, siempre con un “tres tiritones” para bajar las respuestas.

1. ¿Cuál fue el primer acercamiento que tuviste con la tecnología?

AP: El Atari 2600 que la familia Almarza, unos vecinos de mi barrio en Santa Cruz, adquirieron a inicios de los ochenta. Fue tal el impacto que esa consola provocó en todos nosotros que su casa automáticamente se transformó en el punto de encuentro de todos los niños del sector. Tanto así, que la mamá de los Almarza tuvo que establecer horarios para ir a visitarlos. Años después cambiaron el Atari por un piano y la cosa se calmó.

2. Película de ciencia ficción favorita

AP: Blade Runner, por lejos. Y eso que para un trabajo de semiología en la universidad la tuve que ver casi cuadro a cuadro. Yo creo que con cualquier otra película, la habría terminado odiando.

3. Tengo un pasaje gratis para la máquina del tiempo. Súbete y dime a qué época quieres viajar y por qué?

AP: Siempre me ha llamado la atención la época de “La Movida” en el Madrid de los primeros años tras la muerte de Franco. Me encantaría experimentarla en el amplio sentido de la palabra y ver un poco de lo que nos perdimos acá en nuestra propia transición.

4. Si pudieras convertir a alguien en robot y pudieras programarlo para que fuera tu asistente. ¿A quién elegirías?

AP: A alguna de las señoras de la Fuente Alemana, para que me preparara un Rumano a la perfección –como siempre lo hacen- una y otra vez.

5. ¿Has tenido una relación amorosa o sexual virtual?

AP: Alguna historia hay al respecto, pero por esta vez paso. Me la guardo para mis memorias.

6. Convierte en Troll por un momento y escupe con furia lo que quieras…

AP: ¡Dejen de ponerle mayonesa al choripán y al chacarero! Y algo más ciudadano: ¿Tanto les cuesta saludar al entrar a un ascensor o dar el asiento en el Metro? Necesitamos urbanidad y buenos modales de manera urgente.

7. Hal 9000 dice en “2001 Odisea del Espacio”: “Dave, esta conversación ya no tiene ningún sentido. Adiós”. ¿Qué pasaría si ese Hal 9000 llamado Internet se apagara para siempre?

AP: Probablemente habría caos, porque la inmediatez en el trabajo, conocimiento, educación y acceso a la información es algo que la gente no soportaría perder. Bueno, yo tampoco.

8. “La invasión de los idiotas” era el calificativo que tenía Umberto Eco para las redes sociales. ¿Te parece acertada esa afirmación?

AP: Creo que Eco le apunta a ciertos momentos que se dan en las redes sociales, cuando mucha gente habla sobre algo pero desde la más infinita ignorancia. Sin embargo, en las redes también podemos ver grandes momentos de ayuda, solidaridad, difusión de conocimiento y –aunque muy poquito e insuficiente- la sociedad (al menos acá en Chile) se torna más horizontal. Además, entre escuchar a los idiotas de Eco a tener una masa silenciada como alguna vez nos pasó, prefiero lo primero.

9. El grupo chileno ochentero “Aparato Raro” cantaba que en el “Futuro, quizás encontremos una explicación a lo que nos molesta y tal vez una solución” ¿Qué te gustaría que el Futuro pudiera solucionar?

AP: No creo que solucionar por completo sea algo realmente posible, pero sí me gustaría que se pudiera disminuir la desigualdad imperante. Sobre todo en Chile, porque así como estamos no es ético querer avanzar.

10. Para el periodismo: Es una época de reinvenciones y de ser audaz, buscar nuevas fórmulas y plataformas. ¿Cuál es tu visión de este momento para el periodismo específicamente en Latinoamérica?

AP: Es época de cambios, de eso no hay duda. Probablemente los medios como los conocemos mutarán a otras formatos. Sin embargo, como solemos llegar tarde a muchas cosas, es probable que antes veamos estos cambios en otras latitudes y así nos vayamos preparando. Estamos en medio de una crisis, pero lo bueno es que después de un momento así seguro llega algo mejor.

11. Estás jugando PokemonGO y tienes la oportunidad de cazar a un personaje de la historia de Chile con el objetivo de reinsertarlo nuevamente en este Chile del siglo XXI. ¿A quién elegirías y por qué crees que sería óptimo regresarlo del más allá?

AP: A Pedro Aguirre Cerda, “Don Tinto”, para conversar sobre educación pública, gratuita y de calidad. Y para hablar sobre vino, mal que mal él tenía una viña, así que algo debe saber al respecto.

BONUS: Cómo ves la irrupción de la tecnología en la cocina, en la preparación culinaria y en los restaurantes. Suma? Resta magia y humanidad?

AP: Suma en la medida que ayuda a estandarizar procesos, agilizar procedimientos o simplemente a llevar una mejor contabilidad del negocio. Resta eficiencia cuando no se aprenden a usar bien estas tecnologías o adaptarlas a la particularidad de cada negocio. ¿Magia y humanidad? Eso es subjetivo pero existe, y la verdad es que muchas veces se pierde por razones mucho más análogas que la tecnología. Por ejemplo, un cocinero que solo trabaja por cumplir, sin esforzarse al máximo en cada servicio.