Pro Evolution Soccer 2017 [NB Labs]

Pro Evolution Soccer 2017 [NB Labs]

Ahora sí, Konami.

La hoja de ruta de Pro Evolution Soccer a lo largo de los años ha sido rara. Aquello igual no debería extrañar tanto porque a fin de cuentas se trata de Konami, una compañía bastante miope si se trata de fortalecer sus marcas con algo más que el mínimo esfuerzo. El hecho de que solo PES y Metal Gear Solid sean los únicos nombres activos -y el último de ellos dando manotazos de ahogado- dice mucho.

Pero lo cierto es que desde hace un par de años el PES Team viene haciendo las cosas bien. Con los tres pesos que Konami invierte en una de sus franquicias estrella, han hecho algo así como magia.

Y para ver lo que sucede con PES 2017 es necesario poner un par de cosas en contexto. Sí, la saga viene en ascenso desde hace rato pero es que era imposible hacerlo peor. Todo lo que se llamara PES entre 2008 y 2014 era básicamente un esperpento de un juego de fútbol que alguna vez fue exitoso. Cada juego era peor que el anterior y cada año algo se estropeaba.

PES 2017 es el punto álgido de una remontada inobjetable que si no le gana el partido a su poderoso rival, al menos se lo empata. Las novedades del nuevo juego no apuntan a revolucionar nada, porque Konami como tal no está por la labor de hacer eso con nada de lo que produzca. Pero sí logran hacer un conjunto muy bueno si nos remitimos a lo que pasa dentro del terreno de juego. El estilo arcade, rápido y sencillo pero igualmente bien profundo de los PES de antaño volvió en gloria y majestad.

Personalmente, lo mejor de este PES 2017 es que se deja jugar sin problemas. Los monigotes responden a todo lo que uno intenta hacer y lejos quedó esa sensación de pelear con el control para que los jugadores reaccionen. La pelota se mueve con una física creíble, más allá de que a veces los pelotazos largos parezcan flotar más de lo normal. Los arqueros ahora atajan todo lo atajable. A veces fallan -como en la vida real- pero la mayor parte del tiempo los goles son por situaciones que en el fútbol real pasan siempre.

Visualmente tiene hartos detalles interesantes. Los jugadores corren, se caen, disparan y en general se mueven por la cancha con animaciones realistas. Más importante aún, la combinación entre esas animaciones y el movimiento del balón dan pie a situaciones realistas. No solo goles ni jugadas virtuosas, sino también fallos o carambolas que de tanto en tanto terminan en goles o en salvadas increíbles porque un último control se fue largo.

Un solo partido da para mucho, sin importar el nivel de los que juegan. La CPU tiene un nivel de dificultad bastante bueno en los niveles más altos. No, no es llegar y meterle tres paredes así como tampoco la IA hará lo mismo sin fallar ningún pase (hola, FIFA); PES 2017 es exigente, pero no odiosamente difícil. La presión de la CPU al ir perdiendo un partido es soportable y nunca queda la sensación que se va a encajar un gol porque sí.

PES 2017 es un juego agradable de ver, agradable de jugar.

Lo cual no hace que lo que pase dentro del campo sea totalmente perfecto, porque hay algunas cosas que todavía cumplen al pie de la letra con las reglas de la saga y dudo que el plan sea cambiarlo en el futuro cercano. A veces, solo a veces, todavía da la impresión que la pelota se mueve por rutas prefijadas. Los árbitros han mejorado, pero PES no es un juego demasiado físico y por ende, los partidos en general tienen pocos cobros. En tres cuartos de temporada, he visto la friolera de cero tarjetas rojas y no pocos fouls merecedores de una.

Pero la mayoría de los detalles objetables respecto a la jugabilidad son en realidad de poca importancia. El estilo PES ha sido siempre uno solo. Ninguna versión lo ha reinventado, simplemente lo han hecho mejor o peor. PES 2017 es uno de los mejores. Al nivel de PES 6, versión que todavía se sigue jugando. A años luz de distancia de esos horribles juegos post-2010.

Llevo media temporada de una Premier League Liga Inglesa y el prospecto de llegar arriba en Champions y ojalá campeonar en 38 fechas locales me entusiasma porque después de hartos años me dan ganas de seguir jugando PES.

Lo anterior no quita que, lamentablemente, PES 2017 tenga cosas negativas que, aún cuando se repiten año tras año, deben mencionarse.

  • Licencias: EA Sports está a años luz en este aspecto pero es difícil entender que este juego tenga menos licencias que en años anteriores. Sí, las comunidades actúan rápido, los Option Files vuelan por internet y tener todo actualizado para el usuario normal no es demasiado complejo. Eso, claro, mientras jueguen en PS4 o PC. En Xbox One toca joderse.
  • Versiones inferiores: Se entiende que por las versiones de Xbox 360 y PS3 se queden atrás por cuestiones de potencia, pero lo de PC es indefendible. Otra vez, Konami lanza la peor versión en la potencialmente mejor plataforma.
  • Interfaz de la década pasada: La presentación de los menús y la interfaz en general parece de PlayStation 2.

Lo mencionado en la lista anterior puede ser un detalle mayor o menor, dependiendo de cada quien. El “problema” es que se llevan repitiendo por mucho tiempo y ya está claro que no van a cambiar. Por ende, aceptar PES 2017 implica aceptar también un juego cuya puesta en escena es anticuada en lo que respecta a menús y opciones de juego. La Liga Master tiene que reinventarse. Y no puede ser que en Xbox One no se pueda importar un mísero Option File.

Con todo, PES 2017 termina siendo dentro de la cancha un excelente juego de fútbol. Los hechos objetivos dicen que le faltan licencias, que las actualizaciones llegan tarde y que incluso equipos licenciados vienen con uniformes antiguos. Pero cuando la pelotita empieza a rodar esas cosas quedan de lado por lo que duran los partidos. Hay algo en la jugabilidad de este PES 2017 que está demasiado aceitado: es sencilla, es la de siempre, pero funciona tan bien que tocar la pelota, tirar centros ganadores o meter la punta del pie y colarla en un ángulo imposible para el portero se siente como en los mejores tiempos de la saga.

PES 2017 es tan bueno que ya no es solo para el fan acérrimo de PES.

Copia para revisión facilitada por Konami