Office Freakout es el juego de los oficinistas enojados

Office Freakout es el juego de los oficinistas enojados

Está disponible en Steam y es ideal para liberar el estrés.

Imagino que algunos de nuestros lectores han realizado o presenciado una ataque de ira en su oficina por parte de un empleado estilo “Guatón, tómate un Armonil”, ¿o no?

Para todos aquellos que quieren soltar el estrés, el estudio Hollow Robot les presenta Office Freakout, un nuevo juego que hoy llega al PC a través de Steam.

En este título jugamos con Philbert, un empleado que ha sido injustamente despedido, luego de pasar años como esclavo sirviendo a su empresa, tramitando papeles, documentos y ese tipo de cosas.

Tras este hecho, no le queda más que hervir en rabia, armar una escena violenta y descargarse con todo lo que encuentre a su paso: cubículos, computadores, tazones e incluso robots guardias de seguridad. Todo esto mientras se hace camino a la oficina del jefe para enfrentarlo.

En el juego tendremos un tiempo límite para estar en cada espacio y debemos destruir todo lo que encontremos para aumentar el “medidor de ira” (Rage meter). Cuando alcanzamos el “modo ira” nos dan acceso a armas y potenciadores que podemos usar para seguir sacudiendo la oficina, o sea mientras más rabia juntemos, más herramientas habrán.

Dentro de las características del juego también encontramos que se puede destruir el 90% del entorno, desbloquear armas —como la Golden Poo de aquí abajo— y también skins. Además trae opciones de customización para ponerle un lindo color a las oficinas.

Respecto al lanzamiento del juego, Martyn Tranter, el co-fundador de Hollow Robot, ha afirmado:

Con Office Freakout, traemos una manera inofensiva de aliviar el estrés causado por los aburridos y despiadados trabajos corporativos. Probablemente la mayoría de nosotros se ha podido identificar con Philbert en algún momento.

El juego actualmente está con un 20% de descuento, quedando a USD $9.59 en Steam, así que aprovechen la oportunidad. ¿Qué les parece este título?

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.