Review Sony Xperia X [W Labs]

Review Sony Xperia X [W Labs]

¿Podrá hacernos olvidar la compañía japonesa a la línea Z con estos nuevos equipos?

Complejo. Ese podría ser el concepto para definir cómo ha sido la ruta de Sony en el mercado de los teléfonos celulares, ya que si bien ha logrado distribuir equipos de notable calidad, suele fallar en algún aspecto y aquello ha repercutido a la hora de posicionarlo como una de las marcas que no tan establecidas en relación a otras como Huawei, Lenovo o incluso LG.

Por ello, la incertidumbre con respecto al nuevo Xperia X, un teléfono de gama media alta que en un principio se pensó que reemplazaría a la línea Z, está latente, pero los temores pueden ser calmados, aunque no del todo y pasaremos a decir los porqués.

Especificaciones

Fabricante Sony
Modelo Xperia X modelo F5121
Tamaño 142.7 x 69.4 x 7.9 mm
Pantalla – IPS NEO LCD capacitiva
– 5 pulgadas
– Resolución de 1080 x 1920
– 441 píxeles por pulgada
– Multitouch
– Triluminos display
– X-Reality Engine
CPU Qualcomm MSM8956Snapdragon 650 de ocho núcleos (4×1.4 GHz Cortez-A53 & 2×1.8 GHz Cortex-A72)
GPU Adreno 510
Sistema Operativo Android Marshmallow 6.0.1
Memoria y Almacenamiento – 32 GB, 3 GB RAM
– 64 GB, 3 GB RAM
– microSD, ampliable a 256 GB
Banda 2G GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 – SIM 1 & SIM 2 (solo en modelo dual-SIM)
Bandas 3G HSDPA 800 / 850 / 900 / 1700(AWS) / 1900 / 2100 – F5121, F5122
Bandas 4G LTE band 1(2100), 2(1900), 3(1800), 4(1700/2100), 5(850), 7(2600), 8(900), 12(700), 17(700), 19(800), 20(800), 26(850), 28(700), 38(2600), 39(1900), 40(2300), 41(2500) – F5121, F5122
Conectividad – Wi-Fi,Bluetooth 4.1,
– A-GPS,
– Miracast
– GLONASS,
– Micro USB 2.0
Cámara – Principal de 23 MP Flash LEDHDR disponible para fotos y videos
– Trasera de 13 MP
– Video 1080p@30fps
Audio – Reproductor MP3/eAAC+/WAV/Flac
Peso  153 gramos
Sensores – Lector de huella
– Acelerómetro
– Giroscopio
– Compás
– Próximidad
– Barómetro
Batería – 2.620 mAh
– Carga rápida
– Modos Stamina y Ultra Stamina
Benchmarks – AnTuTu: 78844 – Geekbench 3: 1509 (single core), 3749 (multi core) – 3dMark: 875 (Sling Shot ES 3.1)

Diseño

Si algo podría presumirse a la hora de ver el Xperia X es que Sony no ha querido ser rupturista con su nueva gama de equipos y ha querido apostar por algo familiar en este aspecto (para quienes han seguido a la compañía) como lo es el estilo OmniBalance, pero sin dejar de lado la opción de cambiar algunos detalles que varios habíamos reparados en teléfonos como el Z5. En primera instancia, nos encontramos con un terminal rectangular de 5 pulgadas (con medidas de 142.7 x 69.4 x 7.9 mm), pero que cuenta con unos bordes más ergonómicos para nuestras manos.

Por otro lado, está la presencia de un panel trasero hecho de metal (basado en aluminio), en contraste al cristal que estaba presente en el equipo de gama alta de la empresa japonesa. Lo anterior se traduce en una cobertura antideslizante, y por tanto perfecta en el caso de evitar algún imprevisto al momento de manipularlo.

Sin embargo, el resto de aspectos en el diseño resultan prácticamente similares al Z5. Es decir: La misma alineación de botones en la parte lateral derecha (cámara y volumen), en el que se encuentra también el lector de huella dactilar (el cual es preciso, pero no tan eficiente personalmente como otros equipos), con el sector para el ingreso de la tarjeta nano SIM y micro SD en la zona superior izquierda, la entrada micro USB tipo B y el jack para auriculares en el sector lateral superior.

En resumen, pequeños cambios que pueden resultar poco llamativos o trascendentales a nivel estético, pero sí óptimos desde la esfera estética (sobre todo el cambio del material del panel trasero), y que además mantiene a los Xperia con ese sello que le da una imagen y personalidad única.

Pantalla

Un buen diseño puede pasar a segundo plano si no nos encontramos con especificaciones y un desempeño a la altura, y en ese sentido el Xperia X tiene mucho de qué jactarse y en otros aspectos mucho de qué pecar. Para empezar por lo cuestionable, nos hallamos con una pantalla IPS de cinco pulgadas que llama la atención por su buena definición, gracias al motor X-Reality y a la tecnología TRILUMINOS, que compensan las restricciones en cuanto a las diferencias con otro tipo de paneles, como los OLED o una mayor resolución que tienen los equipos tope de gama.

Es decir, con el Xperia X nos encontramos con un teléfono que permite, entre otras cosas, tener una detallada visualización cuando hay luz directa, además de conseguir colores muy vivos y un contraste que sobresale ante la competencia en el sector. Ha sido inteligente Sony en el aspecto de que en este apartado no ha querido apostar por lo que nos encontrábamos con terminales como el Z5, en el que era uno de los mejores en su área, pero que parecía ser demasiado exagerado. Ahora con lo justo y conociendo sus limitaciones, ha logrado destacar con un panel IPS de buena calidad.

Rendimiento

Quizás uno de los aspectos más cuestionables con el que nos encontraremos en este teléfono. Si bien el Snapdragon 650 cumple a cabalidad cuando se le exige a las funciones más básicas, como la utilización de aplicaciones como redes sociales u otras, sí se pueden producir algunos cuelgues al momento de estar realizando múltiples tareas. Un desempeño que puede verse mermado en el caso, por ejemplo, de utilizar algún videojuego (en el que el Xperia X viene con varios precargados a modo de prueba como Asphalt o Need For Speed), aunque se corrige solo teniendo un poco de paciencia.

Por contraparte, tenemos una capa personalizada Xperia UI sobre Android 6.0. que responde de manera fluida, y que no viene precargada con un exceso de aplicaciones conocidas como bloatware (más allá de las relacionadas por ejemplo al Remote Play de PlayStation o What’s New), no llegando a provocar en exceso reinicios al equipos, a pesar de que surjan los inconvenientes con respecto a cuando hay una saturación de programas abiertos.

Con respecto al almacenamiento y memoria disponible, decir que la versión de 32 GB queda demasiado justa para un uso regular, en el sentido de que solo contaremos con 20 GB de espacio en estricto rigor para poder instalar lo que deseemos. Buena noticia, y siguiendo la tónica tanto de la marca como de la competencia, es que podamos expandirla con una microSD de hasta 200 GB.

Acerca de la reproducción de contenido multimedia, decir que a nivel de altavoces Sony vuelve a poner su impronta en cuanto a ser una marca reconocida en el rubro, ya que tendremos un audio con una reducción de graves notoria, pero que da una claridad al momento de ser reproducido. Además, no es un sonido saturador gracias a la tecnología Hi-Res Audio de la marca japonesa y sus parlantes estéreo tienen una buena ubicación, pensando en el momento de ver alguna película o video.

Por otro lado, destacar lo que ocurre con la batería del terminal, ya que a pesar de su limitado tamaño (2.620 mAh) el trabajo logrado en cuanto a optimización de parte de Sony ha sido destacado, llegando incluso a superar las 26 horas de duración en algunos usos, aunque por lo general tras un promedio de 16 horas de utilización, el Xperia X quedará con un porcentaje cercano al 20% en cuanto a la pila disponible.

En cuanto a la tecnología disponible, contamos con Quick Charge 2.0 además de Smart Battery Management, que nos permiten por ejemplo lograr 5.5 horas de batería en tan solo 10 minutos de carga. De paso, señalar que contamos nuevamente con los modos Stamina y ultra Stamina para una mayor duración del teléfono, aunque difícilmente nos acercaremos a los dos días de duración que prometía la marca japonesa con este teléfono.

Por otro lado, y un pequeño detalle que empaña la experiencia de los Xperia, es el tema del sensor a la hora de realizar llamadas. Su sensibilidad muchas veces puede exasperar y ser en definitiva un problema a la hora de estar teniendo un contacto telefónico con una persona.

Cámara

Pasamos a otro aspecto en el que el Xperia X logra generar posiciones encontradas. Sony ha apostado, a diferencia de otras marcas, por la lógica de “más es mejor”, en cuanto a tener un lente con una importante cantidad de píxeles (23 para ser exactos en la principal y 13 en la trasera), pero que en el papel no significa necesariamente que sea la más potente ni tampoco la que mejor rendimiento saca gracias a su software.

Para empezar, decir que el lente frontal es una Exmor cuenta con uno de los más destacados autoenfoques con los que podemos disponer en el mercado, gracias a su tecnología híbrida predictiva, con una apertura F:2.0 y con un tamaño de sensor de 1/23 pulgadas, lo que se traduce en que podemos conseguir imágenes con muy poca saturación y colores vívidos, además de que la detección de los ambientes suele ser muy precisa, arrojando pocos errores en ese sentido.

Difícil es decir lo mismo en el caso de las imágenes nocturas, en el que aquellos detalles borrosos o en el que no se logra una mejor instantánea si son notorios. De más además está añadir que no obtendremos buenos resultados si aplicamos zoom en estas condiciones, lo que transforma al teléfono en un mal candidato si se piensa para ser utilizado en algún concierto o recital.

Mención aparte merece el software para controlar a la cámara, el que es el habitual en los equipos Sony desde los últimos años, y que si bien responde bien en cuanto a la cantidad de opciones con las que podemos jugar desde modificar las características del modo manual hasta elegir distintos filtros. Sin embargo, también hay mejoras en cuanto a la velocidad del procesamiento de imágenes, aunque sigue estando un poco al debe cuando se busca tomar una captura de manera rápida.

En cuanto a la grabación de video, poco que destacar, puesto que trabaja en una resolución máxima de 1080p, el que obviamente cumple en cuanto a necesidades básicas de registro audiovisual, aunque sin llegar a los niveles que se alcanzaban con el Z5, por ejemplo, que contaba con 4K.

Conclusión

Es difícil definir lo que ocurre con el Xperia X. Por un lado es un teléfono de gama media alta que cumple en muchos aspectos y ofrece características destacadísimas en varios apartados, como en el sonido, pantalla o diseño, pero cae en otros como en el rendimiento en general o la misma cámara, que a pesar de lograr avances en algunos aspectos, aún ofrece peros en ciertas condiciones.

Además, si bien en países como Chile se puede conseguir a buenos precios a través de compañías telefónicas, queda la interrogante de si su precio es exagerado para lo que realmente ofrece. No es de extrañar que se encuentre en algunas tiendas por sobre los USD$ 700, un valor que a todas luces parece exagerado, si pensamos que disponemos de un terminal con un procesador que no es tope de gama y que tiene la deficiencias que se manifestaron anteriormente.

Quizás su valor es el principal pero para un equipo con el que Sony ha querido apostar por lo familiar en cuanto a imagen, pero que en rendimiento ha quedado de cierta forma al debe. Puede ser tomado como un teléfono de transición desde la línea Z a otro, pero en el que se hubiera esperado una apuesta más interesante.

En resumen, para nada es un mal equipo gracias a ciertos aspectos, pero es difícil justificar su compra si se va a desembolsar el precio que tiene en relación a la calidad que ofrece.

Precio y disponibilidad

El Xperia X está disponible en Movistar y Entel desde el rango de los $174.990 y $239.990. En tanto, en México el Xperia X estará disponible a un valor de MXN $12.999 (USD$ 700) y puedes conseguirlo en blanco, negro grafiito, lima dorado y rosa dorado. Quienes quieran ahorrarse MXN $1.000 podrán comprarlo directo desde la Sony Store.