Oppo y Vivo ya son la segunda y tercera marcas más relevantes en China

Oppo y Vivo ya son la segunda y tercera marcas más relevantes en China

El mercado asiático en temas de movilidad está sufriendo cambios importantes.

Las marcas chinas Oppo y Vivo no son tan conocidas fuera de su país de origen, aunque Oppo ha estado intentando llegar a otros mercados, incluidos algunos países de Latinoamérica. En el caso de Vivo, si fueron observadores, habrán notado que en la última película de Avengers todos los súper héroes utilizan equipos de esta marca.

Tanto Oppo como Vivo, pertenecen a BBK Electronics Co., y ha enfocado de manera precisa los mercados para cada empresa. Oppo se enfoca al segmento de gama alta con equipos estilizados, fabricados en aluminio; mientras que Vivo se dirige a los jóvenes (que gustan de los Vengadores). En ambos casos, BBK Electronics ha logrado una importante penetración de mercado en su país de origen, gracias a la publicidad tradicional, según informa The Wall Street Journal.

Usualmente, Apple había mostrado un crecimiento constante en el mercado chino, pero debido a los altos costos de los iPhone, y la búsqueda de la gente de equipos a un precio atractivo y buenas prestaciones, han hecho que el mercado se reestructure haciendo que la cuota de mercado de Apple haya disminuido un 7% durante el último cuarto del año.

Aunado a lo anterior, la fuerte publicidad ha ayudado a que Oppo y Vivo ahora sean las marcas 2 y 3, respectivamente, sólo detrás de Huawei, de acuerdo a la firma Strategy Analytics. Además, también se debe los acuerdos que han firmado tanto Oppo como Vivo, con tiendas retail.

Lu Luma, director de planeación de Oppo, dijo:

Nuestra estrategia es como se juega el juego de tablero chino, Go. Nos hemos enfocado en trazar nuestras piezas en nuestro lado del tablero, sin preocuparnos de lo que el oponente está haciendo en otros lugares.

Es decir, a través de estrategias tradicionales, y productos enfocados a nichos diferenciados, han logrado posicionarse en la preferencia de los chinos. Ya veremos si les funciona esa misma estrategia en mercados internacionales.