Locura Pokémon

Locura Pokémon

El fenómeno en torno a la aplicación ha alcanzando gran notoriedad en Latinoamérica, pero vale preguntarse cuáles son las razones de esto.

Miércoles 3 de agosto de 2016 en Chile, México, Perú y otros países de Latinoamérica. Decenas de niños, jóvenes y adultos recorren las calles de varias ciudades pegados a su celular. Puede parecer algo común en estos tiempos, en el que las personas viven sumidas a lo que ocurre en los dispositivos móviles. Sin embargo, en esta ocasión es distinto, porque en las pantallas de los terminales se puede observar la aparición de un ser joven, quien debe emprender una aventura en el mundo, cazando unas criaturas muy famosas y que seguramente de 10 personas, ocho las conocen. Sí, se trata de la llegada de Pokémon Go.

Han pasado los días desde el lanzamiento de la aplicación en la región y si bien hay miles de factores que podrían explicar la repercusión del boom mundial en la región, aún hay varios temas que quedan en el aire. Como todo fenómeno social, la moda en torno a los monstruos de bolsillo (o Pocket Monsters, como se llaman efectivamente) ha provocado debate tanto de los fans acérrimos como de los típicos odiosos, quienes califican de inmaduras a quienes han caído en las garras del título de Niantic Labs.

Pero, ¿se trata de un fenómeno infantil? ¿O sólo los fans siguen esta tendencia?

Al respecto, el sociólogo y asesor de Sumersion Studios, Guillermo Sepúlveda, comentó acerca de esta visión, discrepando en cierta medida puesto que para él -y a diferencia de lo que puede pensar la gran masa de la población- la aceptación en torno a Pokémon Go no viene precisamente de quienes crecimos con los juegos y posterior serie animada. Una visión avalada tras un reporte desde Forbes.

”Las personas que juegan y están jugando a Pokémon Go no son del grupo etario que es y ha sido jugador de la franquicia Pokémon, inclusive ni siquiera de los que históricamente han sido considerados como gamers. El público objetivo ha sido ampliado, no por el ‘efecto Pokémon Go’, sino por un proceso de infatilización del ser adulto”, expresó.

Por contraparte, Víctor “Vito” Martínez, animador del programa Yu Win de Vía X y con una larga ligazón a Pokémon como organizador de torneos del también popularjuego de cartas, considera que la aceptación proviene no solo por la familiaridad con la serie, sino que también a la calidad que impregna de por sí la aplicación.

”No es al azar Pokémon Go, es algo que viene (construyéndose) desde hace muchos años. Pokémon es una franquicia muy presente a nivel internacional y chileno. Hay que recordar que están los videojuegos, la serie y durante dos décadas es posible que la gente haya sido bombardeada, en el buen sentido de la palabra, con distintos tipos de Pokémon y sus historias”.

“Además, lo que propone el juego, que es esto de salir a la calle por distintos lugares para capturar a tus Pokemón favoritos, es como llevar la serie al tiempo real, y esa es la gran gracia”, reflexiona.

En tanto, Felipe Budinich, desarrollador y consultor de marketing para AOne Games, destaca que el juego satisface algunos aspectos consignados por la teoría de Robin Hunicke, denomina MDA Framework.

”Pokémon Go da en el clavo en 4 estéticas súper importantes: en la fantasía, en hacer creer. Es uno de los juegos que más se acerca a cumplir lo que uno se imaginaba (cuando veía la serie), a diferencia de los títulos de Game Boy. Después está la camaradería, en la que se te propone un marco social, como en el fútbol, donde si bien la experiencia simple de ver un partido no es tan entretenida, diferente es juntarse en un asado con los amigos”, explica Budinich.

“Por otro lado”, continúa, “Pokémon Go tiene mucho de descubrimiento, de ir a otros lados y consigue generar exploración. También tenemos el juego entendido como sumisión, pero no en el mal sentido sino en el sentido de que cómo me desligo de otras actividades. Por ejemplo al estar en la cola del banco o ir al trabajo. Si yo quiero puedo convertir mi viaje en una cacería Pokémon y eso lo hace tan poderoso”.

“Son distintas formas de jugar”

Ante tal fenómeno que genera la aplicación de Niantic Labs, bien vale preguntarse si estamos ante un antes y un después en lo que al desarrollo del mercado de los videojuegos se refiere. Al respecto, Guillermo Sepúlveda va más allá y ya anticipa que podríamos estar frente al fin de la forma en la que nos relacionamos ante este tipo de entretenimiento y que por ello abarca a más personas.

”Hoy por hoy, pareciese ser que jugar videojuegos es algo más universal. Y la explicación es resultado de proceso de cambio que demuestra el crecimiento de la industria, en términos de posicionamiento cultural, pero además a una transformación radical y muerte del videojuego comprendido como siempre se ha entendido: Un instante, hoy avanza hacia la conquista de más realidad”, anticipa.

De cierta forma contrario se muestra a esto Budinich, pues estipula que Pokémon Go en realidad viene a sumar una opción a la amalgama de estilos que existen en este mercado.

”Es un cambio de paradigma en cuando a entenderlo como referente, pero no en cómo jugamos videojuegos. Esto es del mismo modo a como la televisión no mató a la radio y el Internet tampoco a la TV. Son distintas formas de jugar. Son diversas las estéticas. Claramente el que tiene la necesidad de competir, va a ir y jugar a juegos como Street Fighter, League of Legends u otros, porque esa es su necesidad. El que tiene la necesidad de socializar, de salir, con amigos, va a preferir juegos como Pokémon Go. No va a desplazar, sino que ampliar”, cree.

En tanto, Martínez estipula su postura más en la línea en que Pokémon Go se transformará en un referente, pero en la industria móvil y de cómo las personas interactúan con juegos de este nicho.

”Es un cambio de paradigma en la forma de jugar videojuegos en estos dispositivos. Es un punto bisagra en la historia de los videojuegos también para la realidad aumentada. Hay emuladores, hay juegos con pantalla táctil, pero no es lo mismo. Pokémon Go establece que con tu dispositivo móvil sea utilizado para este tipo de juegos. Puede que marque un antes y un después”, señaló.

Más allá de estas posturas, también hay otros elementos que inciden en la popularidad de Pokémon Go. Vale decir, por ejemplo, que la presencia de un celular cada tres personas, además de la disponibilidad “gratuita” de la aplicación hacen que sea más fácil su acceso. Si uno hace la comparativa, FIFA es uno de los juegos que más se vende en Chile cada año a lo largo de su existencia anual, pero la aplicación de Niantic Labs ya ha logrado superar el millón de descargas en poco más de una semana.

Por lo visto, no estamos frente a un fenómeno solo del momento ni tampoco ante una moda pasajera. Solo el tiempo dirá si efectivamente se transforma en un referente para la industria, aunque a juzgar por los elementos expuestos por los expertos, definitivamente no se trata de un boom solo para niños, ni tampoco que solo le interesa a un grupo determinado. Es una muestra más de la penetración que alcanzan los videojuegos en la sociedad actual.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.