iFixit desarma el Samsung Galaxy Note 7 y no es tan fácil de reparar

iFixit desarma el Samsung Galaxy Note 7 y no es tan fácil de reparar

El escáner de iris se confirma como el componente más impresionante del Galaxy Note 7.

Era una cuestión mínima de tiempo antes de que los amigos de iFixit pusieran sus manos sobre el Galaxy Note 7 de Samsung. Sus análisis, como ya nos tienen acostumbrados, resultan minuciosos, analizando cada componente del terminal estudiado, con un enfoque centrado en las posibilidades de reparación en caso de avería. Para el caso del Galaxy Note 7 las noticias no son tan complicadas.

A diferencia de lo que vimos hace algunos meses con el Galaxy S7, los chicos de iFixit han calificado de manera más positiva al Galaxy Note 7, otorgando una evaluación de 4/10. Como era de esperarse la pantalla curva y los adhesivos que mantienen comprimido al terminal son los factores más delicados que vuelven más complicada su reparación.

Sin embargo existen elementos de fácil acceso y remplazo, como la batería y todos los demás puertos de conexión de Galaxy Note 7, de modo que el punto crítico y que demanda mayor cuidado es la pantalla del terminal, mientras los otros elementos pueden ser menos delicados.

Pero lo más interesante de esta disección fue sin duda la exhibición y estudio del escáner de iris. En su momento Samsung lanzó algunos diagramas que mostraban su funcionamiento, pero nada se compara con ver el componente directamente.

Es así como los chicos de iFixit descubren que técnicamente, a su modo, en realidad la cámara frontal del Galaxy Note 7 posee un doble lente: uno para el sensor infrarrojo y otro para la captura de imágenes.