Grow Up [NB Labs]

Grow Up [NB Labs]

Hasta la Luna y más allá.

Xbox One, PS4, PC
Ubisoft Reflections
Ubisoft

No solo de Assassin’s Creed y las licencias de Tom Clancy vive Ubisoft. De un tiempo a esta parte también han sacado a la luz proyectos más pequeños o diferentes como ser Grow Home el año pasado, que fue super bien recibido por todos por tratarse de una fórmula bastante fresca y más cercana a lo indie, pese a venir de una empresa tan grande como la francesa.

A Grow Home le fue tan bien que Ubisoft pensó en que una secuela era justificada. Grow Up es esa secuela, anunciada en el pasado E3 y lanzada a la venta hace unos días sin ningún tipo de fanfarria.

Lo cual es extraño porque Grow Up es tan bueno como el original, aún sin revolucionar demasiado su propuesta original. El robot botánico BUD está de vuelta y ahora con un solo objetivo que no es otro que llegar a la Luna, para ello usando algo tan básico como pegarse a una planta y escalar por ella.

No todo es tan simple como eso en Grow Up. Porque además de pegarse a plantas, hay que hacer que esas plantas crezcan para poder seguir subiendo. También hay que conseguir unos cristales y unas piezas que dan nuevas habilidades, como por ejemplo, frenar las caídas o planear por los aires. A medida que se avanza en el juego esas habilidades son obligatorias, lo mismo que ir escaseando plantas para luego hacerlas crecer en otro lugar y subir aún más alto.

Sí, porque todas las plantas en sus diferentes variedades tienen un solo fin y ese no es otro que subir, subir y subir. Grow Up está lleno de islas y plataformas a las que intentar llegar sin caerse.

La idea detrás de todo Grow Up se sujeta en subir pero también explorar el vasto planeta que se presenta a ojos de BUD. Con su estilo rústico y minimalista, es fácil perderse por ratos buscando cristales o piezas sin realmente tener un objetivo fijo más que llegar a otra isla y ver que hay ahí. La sensación de alcanzar islas cada vez más en altura o hacer crecer las super plantas hasta el máximo es super satisfactoria y a la vez coherente con el tono del juego. Que sí, puede parecer un poco infantil o lento pero aquello es un poco engañoso porque detrás de lo visual hay un puñado de mecánicas que funcionan a la perfección.

Grow Up está bien diseñado y bien ejecutado y a veces aquello se da por sentado si se trata de estudios mega gigantes como Ubisoft, pero los resultados no siempre son tales y basta recordar juegos como Unravel, que nació al alero de EA.

¿Por qué habría que jugar Grow Up? Los que jugaron (y gustaron de) Grow Home no tienen motivo para dejarlo pasar; básicamente es más de aquel juego, con algunas pequeñas modificaciones para que la fórmula no se sienta igual. Y el resto, debe entender Grow Home como un juego casi de autor con un estilo bien relajado y donde es muy fácil que las horas parezcan minutos. Llegar a la Luna lo vale, todo sea dicho.

En Grow Up es fácil que las horas parezcan minutos.
Versión de PS4 analizada, facilitada por Ubisoft.