Experto señala que Pokémon Go estropea nuestro cerebro como las drogas

Experto señala que Pokémon Go estropea nuestro cerebro como las drogas

No porque algo lo usen todos es bueno, niñitos.

Como suele pasar con cada fenómeno digital, la búsqueda de beneficios ante los usos obsesivos no tardan en llegar. Pasó con Pokémon Go, con el que varios estudios sugirieron que la aplicación traía consecuencias positivas para las personas, ya que nos obligaba a interactuar con otras personas y a planear estrategias para poder capturarlos. Sin embargo, como todo en la vida, siempre hay un lado bueno y malo, y así como hay análisis que hablan de lo positivo del juego, hay otros que explican los riesgos de su utilización excesiva.

Así lo planteó el profesor del Centro de Sistemas Complejos y Ciencias del Cerebro de la Universidad Atlántica de Florida, Elan Barenholtz, quien consideró (vía Los Ángeles Magazine) que Pokémon Go en realidad echa a perder nuestro cerebro, y comparó sus efectos con los del funcionamiento de las drogas en dicho órgano.

El punto del experto radica en que con la aplicación se nos está estimulando de manera artificial los centros de recompensa del cerebro, de la misma forma cuando lo hacemos con algún estupefaciente u otro estimulante. Este efecto se profundiza ya que la experiencia con un videojuego es mucho más profunda, a pesar de saber que lo que estamos viendo no es real.

Como sabemos, los centros de recompensa son los grupos de neuronas que nos hacen experimentar placer y satisfacción, los que se alimentan con productos nocivos tales como las drogas o la comida chatarra. Una sensación que también se produce en potencia al jugar Pokémon Go.

Por otro lado, hablar de tesis sobre los efectos de los videojuegos no es nuevo. Sabido es que el exceso de este tipo de entretenimiento puede generar adicciones que a la largan pueden traer efectos negativos en nuestro organismo. De hecho, estudios antiguos han reportado incluso que los cerebros de jóvenes de 14 años que son gamers tenían el aspecto de uno similar al de un adulto adicto a las drogas.

Sin embargo, el postulado de Barenholtz es algo especulativo pues no pasa de ser un juicio valórico en torno al boom que ha significado Pokémon Go.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.