Estados Unidos y UE en disputa por exigencia para Apple de devolución de impuestos en Irlanda

Estados Unidos y UE en disputa por exigencia para Apple de devolución de impuestos en Irlanda

La Comisión Europea le pidió a la empresa de Tim Cook devolver la suma récord de 13.000 millones de euros al fisco irlandés.

Profundas diferencias causó este martes la determinación de la Unión Europea de exigirle a Apple que devuelva a Irlanda la suma de 13.000 millones de euros ($USD 14.625 millones) por ventajas fiscales otorgadas a la empresa administrada por Tim Cook.

Según un comunicado emitido por la Comisión de la UE: “se ha llegado a la conclusión de que Irlanda había otorgado a Apple ventajas fiscales indebidas por 13.000 millones de euros. Irlanda debe ahora recuperar los impuestos no pagados por Apple en su territorio entre 2003 y 2014, la suma de 13.000 millones de euros, más los intereses”.

Esta situación tuvo inmediata reacción en Estados Unidos, donde el Departamento del Tesoro cuestionó la medida, debido a que en su juicio “socava el espíritu de asociación económica con Europa”.

Un portavoz del Departamento del Tesoro sostuvo que, “las acciones de la Comisión Europea podrían amenazar la inversión extranjera, el clima de negocios con Europa y el importante espíritu de asociación económica entre EE.UU y la UE”.

En un comunicado además la entidad agrega que, “estamos decepcionados de esta actuación unilateral y que esto se aparte del importante progreso que EE.UU y la UE y el resto de la comunidad internacional han tenido para controlar la evasión fiscal. Las evaluaciones retroactivas de impuestos que realiza la Comisión son injustas, contrarias a principios legales bien establecidos y ponen en duda las reglas fiscales de los países miembros”.

LA RESPUESTA FORMAL DE TIM COOK Y APPLE

A través de una carta publicada en su sitio oficial, Tim Cook, dio la versión oficial de la compañía sobre lo que está sucediendo en Irlanda.

Como ciudadanos y miembros de una empresa responsable, también estamos orgullosos de nuestra aportación a las economías locales de Europa y a comunidades de todo el mundo. Nuestro crecimiento a lo largo de los años nos ha convertido en el mayor contribuyente fiscal de Irlanda, el mayor contribuyente fiscal de Estados Unidos y el mayor contribuyente fiscal del mundo.

El dictamen de la Comisión no tiene precedentes y sus implicaciones son graves y de gran calado. Lo que propone en realidad es sustituir las leyes fiscales irlandesas por otra versión, la que la Comisión opina que debería haber sido. Esto supondría un golpe demoledor para la soberanía de los Estados miembros de la Unión Europea en lo referente a sus propios asuntos fiscales y al principio de la certidumbre del régimen jurídico en Europa. Irlanda ha anunciado que tiene la intención de presentar un recurso contra la decisión de la Comisión y Apple hará lo mismo. Confiamos en que la orden de la Comisión quede sin efecto.

La decisión se centra obviamente en Apple, pero su efecto más profundo y perjudicial se notará en las inversiones y la creación de empleo en Europa. Si la teoría de la Comisión se llevara a la práctica, todas las empresas de Irlanda y del resto de Europa correrían el riesgo de estar sometidas al pago de impuestos dictados por leyes que nunca han existido.

Estamos comprometidos con Irlanda y es nuestra intención seguir invirtiendo allí, creciendo y sirviendo a nuestros clientes con la misma pasión y dedicación de siempre. Creemos firmemente que los hechos y los principios legales sobre los que se fundó la Unión Europea prevalecerán.

LEE LA CARTA ÍNTEGRA DE TIM COOK.