El sector financiero y el aprovechamiento de la tecnología

El sector financiero y el aprovechamiento de la tecnología

Un mundo nuevo requiere tecnologías que agilicen los servicios financieros, al tiempo que ofrecen confiabilidad.

Las entidades financieras han empezado a recurrir a las nuevas tecnologías para ofrecer nuevas y mejores opciones de compra y venta, agilizando ambos procesos con nuevas propuestas que hasta la fecha siguen sorprendiendo y ya no se limitan más a sólo una plataforma de pagos ni a un sólo servicio.

Fue el caso con el acceso a la banca desde dispositivos móviles, mediante aplicaciones que permitían ver el estado y saldo de nuestra cuenta, además de realizar compras o pagar servicios sin salir de casa. Posteriormente, los envíos de dinero entre personas llegaron para quedarse, casi tan fácil como el envío de un mensaje, pero en todo esto había un gran “pero”.

Desde la aparición de los pagos en línea y con la llegada de servicios que pretendían llevar el banco a tu bolsillo, surgió la preocupación y desconfianza hacia las entidades financieras y las dudas acerca de cómo llevaban a cabo los procesos de sus servicios, tomando en cuenta que su dinero estaba siempre de por medio.

Por ello surgieron plataformas adheridas a nuevos estándares de seguridad, pero también familiares con los dispositivos móviles e incluso vestibles. Con ello, los pagos mediante la tecnología NFC comenzaron a popularizarse, ya que facilitaba la transmisión de información bancaria rápidamente con un ligero o innecesario toque.

Además de esto, comenzaron a surgir plataformas que las entidades financieras podrían usar para agilizar los procesos de compra y venta, abiertas a la comunidad de desarrolladores para entablar una comunicación directa con la red financiera. Visa Direct es un gran ejemplo de ello, una tecnología que permite realizar pagos directamente en las tarjetas Visa.

Los clientes pueden implementar Visa Direct para que sus usuarios o consumidores puedan enviar dinero a otras cuentas Visa y crear servicios que incluyan transferencias de persona a persona y pagos con tarjeta de crédito, los cuales pueden ser ofrecidos a través de computadoras, teléfonos, locales y ATM, pudiéndose financiar de diversas fuentes.

La confiabilidad, seguridad, rapidez y confianza que Visa Direct ofrece a mercantes, entidades gubernamentales y empresas es un ejemplo de cómo el sector financiero ha aprovechado la tecnología para dejar atrás la desconfianza, implementando innovación que puede explotarse mediante el uso de sus APIs, documentadas en Visa Developer Center.