Review Huawei P9 [W Labs]

Review Huawei P9 [W Labs]

¿Estamos ante la mejor cámara del mercado?

De hace un tiempo a hoy, Huawei ha dado muestras serias de ser una de las marcas puntales en la telefonía móvil. A pesar de que sus equipos no han estados ajenos a la polémica  — como el que pasaremos a revisar hoy — sí podemos estar tranquilos que a la hora de portar un terminal como el P9, estamos apostando a un producto que destaca en los aspectos en los que busca llamar la atención. En este caso, en la fotografía.

Independiente de lo ocurrido con Leica y sus sensores certificados, estamos frente a una opción que puede ser una buena inversión para alguien que busque un teléfono que definitivamente explote uno de los factores sobre el que varios consumidores toman en evaluación al momento de comprar, la cámara.

Sin embargo, un celular no solo debe cumplir en una faceta, considerando que la competencia que hay en el mercado es fuerte, por lo que no se deben descuidar otras características, como el diseño, rendimiento y la experiencia misma con él. ¿Lo hace en ese sentido el Huawei P9? Pasaremos a ver.

Especificaciones

Fabricante Huawei
Modelo P9 modelo EVA-L09
Tamaño  145 x 70.9 x 7 mm.
Pantalla – IPS NEO LCD capacitiva – 5,2 pulgadas – Resolución de 1080 x 1920 – 423 píxeles por pulgada – Multitouch – Protección Gorilla Glass 3
CPU  HiSilicon Kirin 955 Quad-core 2.5 GHz Cortex-A72 & Quad-core 1.8 GHz Cortex-A53
GPU  Mali-T880 MP4
Sistema Operativo  Emotion UI 4.1
Memoria y Almacenamiento  -32 GB, 3 GB RAM (versiones EVA-L19/EMA-L09) – 64 GB, 4 GB RAM (EVA-L29) – microSD, ampliable a 256 GB
Banda 2G – GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 – SIM 1 & SIM 2 (solo en modelo Dual-SIM)
Bandas 3G – HSDPA 850 / 900 / 1700(AWS) / 1900 / 2100 – EVA-L19 – HSDPA 800 / 850 / 900 / 1700(AWS) / 1800 / 1900 / 2100 – EVA-L29 – EVA-L09
Bandas 4G – LTE band 1(2100), 2(1900), 3(1800), 4(1700/2100), 5(850), 6(900), 7(2600), 8(900), 12(700), 17(700), 18(800), 19(800), 20(800), 26(850), 28(700), 38(2600), 39(1900), 40(2300) – EVA-L09
Conectividad – Bluetooth 4.2 – Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac – Wi-Fi Direct – Miracast – DLNA – A-GPS – GLONASS – NFC – USB 2.0 Tipo-C
Cámara  – Sensor principal de 12 MP, f/2.2, 27 mm LED-dual – Sensor frontal de 8 MP, f/2.4, 1080p
Audio – Vibración, MP3, WAV ringtones, Flac, eAAC+ – Altavoz en mono – 24-bit/192kHz audio
Peso  144 gramos
Sensores – Lector de huella – Acelerómetro – Giroscopio – Compás – Próximidad
Batería  3.000 mAh
Benchmarks – AnTuTu: 95577 – Geekbench 3: 1795 (single core), 6238 (multi core) – 3dMark: 974 (Sling Shot ES 3.1)

Diseño

Siguiendo con la tónica de equipos de la compañía, el P9 deleita por su fabricación en alto nivel, gracias a su estructura compuesta completamente de aluminio. A esto, se suma que los bordes en él están curvados, lo que hace que tenga una buena evaluación a nivel ergonómico, puesto que gracias a sus materiales y estilo, al momento de tomarlo se siente como un teléfono firme, seguro y de fácil transportación.

Una razón más para manifestar lo anterior es el tamaño, que desde el punto de vista de la comodidad, parece preciso, ya que no tenemos el problema de poseer un teléfono aparatoso y que sea difícil de manipular cuando estemos una situación de urgencia. Todo lo contrario, gracias a sus precisas dimensiones de 144.9 x 72.1 x 6.4 mm, poseemos a la mano un dispositivo que es fácil de llevar y rápido de mover.

Por otro lado, su peso llama un poco la atención, puesto que más allá de contar con un hardware potente, los 144 gramos que posee parecen darle una carga un poco liviana, pero no llega a ser frágil. De todas formas, esto puede ser una ventaja, si pensamos que el teléfono por lo general pasará en nuestros bolsillos.

Para quienes estén familiarizados con la línea, prácticamente podemos decir que comparte muchas características del P8 en cuanto a dimensiones y peso, por lo que para quienes quedaron conformes en su momento con dicho equipo en este aspecto, volverán a disfrutarlo en este.

Puede parecer que Huawei no se ha esforzado en esta materia, pero sí se puede justificar desde la apuesta por tratar de dar una identidad a esta línea. Sin embargo, hay algunos cambios en ese sentido, como por ejemplo la presencia del logo de la compañía en la parte inferior central, además de la posición de la doble cámara en la parte trasera (que cuenta con una protección Gorilla Glass 3, la misma que se encuentra en la pantalla) y del sensor de huella digital.

En síntesis, un equipo que apostó por un estilo reconocible. Poco osado podrá ser para algunos, pero para otros (me incluyo) se juega por algo reconocido, ergonómico y que sigue otorgando una imagen premium a la serie P.

Rendimiento

Si los resultados con el procesador Kirin vienen siendo buenos desde el P8 y con el Mate 8, con el P9 nuevamente estamos ante un desempeño de excelencia. El 955 jamás se resiente ante las tareas que uno quiera realizar, desde hacer correr videojuegos pesados (sin problemas en casos como Suicide Squad: Special Ops, salido hace poco) hasta las aplicaciones más básicas.

Al excelente chip se suman los 3 GB de RAM (en la unidad probada) que parecen de momento suficientes para disponer de memoria a la hora de hacer correr el sistema operativo. Sin embargo, sí hay aspectos discutibles.

Como sabemos, los equipos de Huawei disponen de su interfaz personalizada llamada EMUI, cuya versión 4.1 ha corregido varios problemas presentes en el pasado, pero personalmente no me termina de convencer. No malinterpreten, es efectivamente una interfaz interesante, con una serie de aplicaciones propias muy útiles, como el gestor del teléfono (que vendría a ser una versión propia de Clean Master), HiCare y Salud (muy similar a Google Fit).

A esto, se suman la serie de respuestas gestuales que realicemos con la pantalla, como por ejemplo grabación de video del funcionamiento del equipo, reducción de la pantalla (para el uso con una mano), entre otros. No obstante, no alcanza a ser una capa muy especial y para quienes están más acostumbrados a Android puro, puede resultar extraño. De todas formas, hay que decir que la respuesta de EMUI es muy buena, cuya última actualización (lanzada hace pocos días) ha hecho desaparecer algunos detalles menores, como los toques “fantasma”.

Por otro lado, un aspecto que influye en el rendimiento y la experiencia es la presencia del sensor de huella. Gracias al registro en 3D de ésta, la captura biométrica es muy precisa, otorgando como resultado una reacción inmediata a la hora de usarlo y así poder desbloquear el equipo. Si se quiere hacer un paralelo, uno de los destacados en ese aspecto se puede encontrar en el Nexus 6P y se puede decir que da un mejor resultado.

En cuanto al uso del dispositivo como un centro multimedia, las dimensiones y su pantalla lo hacen un equipo recomendable en ese aspecto. Gracias a la tecnología IPS, se visualizan bien los contenidos, pero nada tan sorprendente, hay que decir. En algunos casos, es posible sentir una cierta sensación de “destello” cuando pasamos de un sector a otro, aunque a nivel de definición y de colores, podemos decir que es bueno, con un preciso contraste y un brillo adecuado, no llegando a ser de la más llamativa en el mercado. Hay opciones mejores, sin duda, pero funciona.

Por otro lado, el sonido del P9 es limpio y claro, a pesar de solo contar con un solo parlante, en la parte inferior derecha. Sin embargo, y por un problema (menor) en cuanto a diseño, su ubicación a veces hace que tapemos la salida del audio, por lo que puede ser una tontera, pero quizás habría sido mejor que estuviera en la parte frontal del teléfono, para así tener una mejor nitidez y no pasar por este inconveniente.

Batería

Párrafo aparte merece la gestión de la batería, ya que si bien podríamos pensar que con 3.000 mAh uno podría quedar corto en cuanto a energía, no sucede aquello. Tras 26 horas de un uso regular, con las aplicaciones tradicionales (Facebook, pantalla con ajuste automático, Instagram, WhatsApp, Twitter, YouTube), el P9 respondió en ese sentido, además de que hay opciones para poder hacer un uso más eficiente de ésta característica.

El P9 ofrece la opción de elegir distintos planes, que van desde “inteligente” (el que ajusta automáticamente el uso de la CPU y redes para un rendimiento equilibrado), pasando por “rendimiento” (que maximiza la utilización de los recursos), hasta llegar a “ultra” (con el que solo usamos las funciones básicas). A esto, se suma la opción de poder proteger aplicaciones, para que funcionen con la pantalla apagada, o bien habilitar el modo de ahorro de energía ROG, que transforma la resolución a 720×1280.

Cámara

Llegamos a uno de los puntos de discordia y que es clave para defender el P9. Tal como adelantamos al inicio del artículo, la polémica en torno a la certificación de los lentes de 12 MP por parte de Leica provocó cierta decepción en los usuarios, pero sí vale aclarar algunos puntos, pero iremos por parte.

En primer lugar, la cámara dual permite obtener justamente fotografías con un gran detalle, gracias a los sensores RGB y el otro monocromático con el que cuenta. Así, podemos ver en las imágenes que tendremos capturas con colores muy vivos y a la vez con una prolijidad difícil de ver en otros terminales. A lo anterior, se suma el tamaño de pixel de 1,25 µm.

Sin embargo, donde destaca en este apartado el Huawei P9 es en el software, que justamente fue donde más influyó Leica a la hora de su colaboración en el desarrollo de este equipo. Gracias a su aporte en la definición de calidad de imagen a través del rendimiento y fidelidad del color, además del balance de blancos y la reducción de los efectos de luz, el procesado de las capturas funciona muy bien.

A esto, se suma la cantidad de opciones que tenemos para poder tomar una fotografía, desde un modo pro con el que podremos modificar desde la escala de sensibilidad fotográfica, el valor de exposición, la velocidad de obturación y el autofoco. Contamos además con la opción de añadir un formato estándar para los colores o que sean más vibrantes o nítidos.

Por otro lado, tenemos también la opción de tomar fotografías y determinar la profundidad de campo. Muy útil a la hora de hacer imágenes macro, de una manera semiprofesional y sin tener que complicarnos a la hora de configurar los apartados anteriormente señalados.

En tanto, contamos con una serie de modos para poder adornar las capturas, en donde el que más llama la atención es el filtro de belleza, que da una mayor suavidad por ejemplo a los rostros. Una opción explotable a la hora de tomar una selfie.

Desgraciadamente, donde sí quizás pueda haber cierta pega es en el apartado del video, ya que varias de las opciones disponibles en el modo regular, no se encontrarán acá, además de que solo podremos grabar a 1080p, aunque a 60 fps.

 Conclusiones

Cuando Huawei comenzó a erigirse como una marca importante en la industria, uno de los peros que se comentaron en su momento fue la cantidad de equipos que sacaba para tratar de llegar a los mismos sectores. Por ejemplo, hasta hace poco costaba decidirse entre un Mate 7 o un P8, ya que eran pocas las diferencias que existían entre ambos terminales.

Ahora, con la presencia del Mate 8 y el P9, la diferencia ha quedado marcada. Mientras uno ofrece un gran tamaño y está pensado para ser un equipo más multifuncional, el otro finalmente explota un factor que para varios consumidores es importante, como lo es la cámara y la calidad fotográfica.

Como puntos altos, el P9 se mantiene en la línea de su antecesor, con un diseño elegante y con una conformación rígida, que da seguridad en su transporte. A ello, se suma un muy buen hardware, que hace correr un sistema operativo como lo es Android Marshmallow (con la capa personalizada EMUI 4.1) sin problemas, añadiendo de paso una gestión de la bateria eficiente, en el que personalmente es uno de los aspectos más llamativos.

A lo anterior, añadir que la cámara efectivamente logra muy buenos resultados, con un software bastante completo y que será un buen aliado para quienes se decanten por él y tomen como elemento la calidad de las fotografías. Eso sí, todo sea dicho, y es que el problema en torno a la polémica con Leica sí empaña un poco lo que uno podría esperar en este sentido, además de que la presencia de un lente dual no le da una mayor distancia en cuanto a mejoras con respecto a la competencia.

Por otro lado, si hay factores negativos que se puedan mencionar, es que no nos encontramos precisamente ante el equipo más potente de la oferta que hay en la actualidad, y que hay algunos detalles en diseño que pueden parecer poco osados para quienes ya tenían un P8. A ello, se suma también la falta de novedad y la presencia de EMUI, que por más que sea una de las capaz con mejor rendimiento, no reemplaza personalmente al Android de stock.

Finalmente, en la suma entre los pro y contras, hay otro elemento que tomar: su precio. Estamos ante una opción bastante más barata que los equipos buques insignia de marcas como Samsung o Apple, y en ese sentido Huawei ofrece un teléfono con importantes especificaciones, pero a un valor más amable con el bolsillo.

Precio y disponibilidad

En cuanto a su disponibilidad, en Chile se encuentra disponible una preventa exclusiva de Claro y en las tiendas del retail como Falabella, Ripley, Paris, Hites y ABCDin. Su precio será de CLP$ 449.000 (USD $690). En México tiene un precio sugerido de MXN $11,999 (USD $637) por medio de Vmall, así como también con los operadores AT&T y Telcel a un precio por anunciar.