Consiguen saltar el DRM de una Sega Saturn tras 22 años

Consiguen saltar el DRM de una Sega Saturn tras 22 años

Un nuevo chip permite poder cargar juegos de la mítica consola a través de unidades de almacenamiento USB.

La consola Sega Saturn significó varios aspectos para la industria de los videojuegos. Desde ser una de los responsables de la caída de la compañía asiática, a raíz de su fracaso comercial, hasta demostrar que es posible crear una consola que pueda hacer frente a la piratería. Esto porque si bien la plataforma podía ser desbloqueada a través de un chip (que hoy en día es difícil), contaba con un sistema de protección que limitaba las opciones de filtración, hasta ahora.

Hace pocos días, el célebre programador James Laird Wah, reconocido por ser el gestor del sistema Drag’n’Derp en Game Boy, logró cargar copias por medio de unidades de almacenamiento USB, con el que puede emular el sistema de discos, pudiendo de esta forma saltar el DRM que integra el sistema y prescindir del lector.

Para llevar a cabo el proceso, el ingeniero comenzó a indagar en la Saturn, atraído por su chip de sonido, y descubrió lo complejo que era poder instalar homebrew sobre ella, a raíz de su sistema de protección. Recordemos que los discos de la consola se cargaban gracias a la unidad de CD de doble velocidad, que contaban con una pista ondulada de datos, para que así el sistema pudiera detectar si se trataba de una copia legal o no.  A lo anterior, se suma que uno de los procesadores de la plataforma estaba destinado al lector óptico que disponía de un chip que descartaba a los títulos piratas.

Sin embargo, Wah pudo conocer cómo funcionaba esta tecnología, y desarrolló un nuevo circuito integrado, tras 22 años desde que fuera puesta a la venta la primera unidad a fines de 1994.

De momento, no está disponible el sistema para poder piratear la Saturn, pero el propio ingeniero se ha mostrado optimista sobre su descubrimiento, en vista de que motivaría a la comunidad en torno a la consola.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.