Un paseo por el booth de Bethesda en #E32016

Un paseo por el booth de Bethesda en #E32016

Desde la era victoriana hasta el futuro.

¿Para qué llevar juegos a E3 si puedo llevar un stand tipo museo? Algo así es lo que deben haber pensado en Bethesda al armar su booth para la feria, que a diferencia del resto de expositores prácticamente no tenía televisores ni consolas o PC, pero si mucho de exposición artística.

Desde la tecnología de Prey hasta la era victoriana, pasando por el Pip-Boy y la Bóveda 111 de Fallout 4, el stand de Bethesda no era un lugar para jugar pero sí para maravillarse y disfrutar de la majestuosidad de la construcción. Como si fuéramos todos turistas de los universos virtuales creados por la compañía.

Menos mal no había dragones.