Reciclaje y restauración de residuos electrónicos, es la iniciativa de Chilenter

Reciclaje y restauración de residuos electrónicos, es la iniciativa de Chilenter

La fundación se presentará en la Expo Internacional de Desarrollo Digital 2016 este jueves en la Estación Mapocho.

El 81% de los residuos electrónicos tiene un destino desconocido, según un estudio del 2011 realizado por el Ministerio del Medio Ambiente. El otro 19% terminan en vertederos junto a restos domésticos. Claramente dentro de ese 81% están nuestros computadores, procesadores, memorias RAM, impresoras, CPUs, cables, circuitos impresos, lectores de DVDs y CDs que tenemos botados en la casa sin darle un uso.

De un dispositivo electrónico el 72% es reciclable, el 25% es reutilizable y el 3% es tóxico, de hecho, los computadores y partes electrónicas contienen metales pesados – plomo, mercurio y cromo- y elementos químicos dañinos para la salud y para el medio ambiente. Por esto es importante darle una buena gestión a todo este material y residuo electrónico, a muchas partes se les puede dar una segunda vida útil y por otro lado, el resto debe quedar donde corresponde para que no afecte nuestro ecosistema.

Ahí es donde entra Chilenter, una fundación que se encarga de reciclar elementos electrónicos que pasaron a mejor vida y también de restaurar aquellos que pueden ser reutilizables. Su objetivo es generar equipos computacionales en buen estado para ser donados a personas que aún no se insertan en la tecnología.

Irina Reyes, directora Ejecutiva de Chilenter, afirmó: “Aunque nosotros -que estamos absolutamente digitalizados- no lo creamos, existen personas que aún no han ingresado a esto y que tienen que ocupar las nuevas tecnologías; ya es considerado un derecho humano fundamental”.

En 14 años, la fundación ha reacondicionado 80 mil computadores, los cuales han sido entregados en más de 10.000 establecimientos educacionales y en más de 3.000 organizaciones sociales. Por otro lado, la fundación también ha procesado más de 1.400 toneladas de basura electrónica desde el 2009, tanto a nivel nacional como internacional.

El proceso comienza cuando llega un aporte (partes electrónicas o computadores completos) a la planta de Chilenter, ya sea por parte de una empresa, una institución o una persona natural. Una parte del personal se encarga de identificar qué partes electrónicas pueden ser reutilizadas y cuáles van a reciclaje.

Posteriormente, los equipos que pueden ser reacondicionados pasan a un proceso en que se blanquea el disco duro y se le instalan los software correspondientes: Windows 7 y Office 2010 totalmente licenciados. La fundación asegura que toda la información que venga en los PCs es completamente eliminada, por lo que los equipos quedan como nuevos y listos para que los nuevos usuarios puedan usarlos.

Si bien la fundación comenzó teniendo un foco en los estudiantes, desde el 2014 también se ha enfocado en organizaciones sociales, específicamente en los adultos mayores. La idea no es entregarles los PC para que se los lleven para la casa, sino que asistan a los laboratorios y a los talleres sin miedo. De esta manera aprenden sobre la tecnología y pueden alfabetizarse digitalmente, además de relacionarse con más personas tanto en línea como en persona.

Según la directora, “(Los computadores) están hechos para eso, para que fallen, para que los echen a perder. Eso es lo que siempre les decimos a los adultos mayores: no le tengan miedo. Si se rompe se rompe, nosotros se los cambiamos pero la cosa es que aprendan y se incorporen a las tecnologías”.

Por otro lado, con la Ley de Fomento al Reciclaje, la cual “obliga a los fabricantes de ciertos productos, a organizar y financiar la gestión de los residuos derivados de sus productos”, el reciclaje de partes electrónicas tiene una gran oportunidad. Para esto Chilenter también funciona como gestor de empresas e instituciones con el fin de mantener puntos de residuos en buen estado sin que se acumule este tipo de basura.

“Estamos en una época en que la tecnología está muy masificada, el internet de las cosas es una tendencia mundial y le estamos poniendo dispositivo a todo, pero hay que preocuparse sobre dónde van a ir a parar esos dispositivos. El internet de las cosas tiene el gran desafío de entrar en la economía circular y decir dónde van a quedar todos los circuitos y todo lo que hoy día estamos utilizando para hacer la vida más simple. Entonces hay que reciclar y hay que hacerse cargo de eso también”, dice Irina.

La fundación hace un llamado a las empresas e instituciones públicas a que se interesen en instaurar puntos limpios en sus instalaciones y también presten servicio a instituciones que requieren talleres y capacitaciones a gente que lo necesita.

Chilenter tendrá su propio stand en la Expo Internacional de Desarrollo Digital (EIDD) en la Estación Mapocho, el primer encuentro entre distintas entidades del gobierno, empresas privadas y también la ciudadanía. El evento comenzará este jueves 2 de junio y se extenderá por dos días.

En la feria, la fundación tendrá a disposición de los asistentes un montón de información sobre sus labores y obras exponiendo las distintas áreas que benefician con su trabajo, así como también recibir a instituciones que quieran participar en su iniciativa. Además, tendrán un punto limpio en su stand para que todas las personas lleven sus computadores y dispositivos electrónicos que no utilicen para darle un mejor uso. Como dice el dicho: “La basura de uno, es el tesoro del otro”.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.