Estas gafas de realidad virtual están hechas con galletas y te las puedes comer

Estas gafas de realidad virtual están hechas con galletas y te las puedes comer

Están basadas en el Google Cardboard y en vez de pegamento tienen glaseado.

La realidad virtual puede ser muy divertida pero lamentablemente como los cascos VR son algo caros no todos pueden acceder a ella. Por suerte, como sabemos, existe el Google Cardboard que está hecho de cartón y que es muy fácil de construir si se tienen los materiales.

Al parecer es tan fácil que en Make, la revista de proyectos e ideas estilo “hazlo tú mismo” (“do it yourself”), un usuario llamado Caleb Kraft fabricó unas gafas de realidad virtual comestibles.

Apenas surgió la idea en el equipo de Make, a Caleb se le vino a la mente la imagen de una casa hecha de jengibre (como en Hansel y Gretel) y así fue como logró fabricarlas. Se basó en el modelo del Google Cardboard pero en vez de usar cartón y pegamento las construyó con galletas y glaseado.

 

La idea inicial era que todo el casco fuera comestible incluyendo los lentes y para eso planeaba utilizar unos lentes biconvexos para hacer un molde en glaseado y gelatina. El problema fue que por tiempo no pudo concretarlo, pues su proyecto aparecería en la próxima edición de la revista:

“Sigo convencido de que podría conseguir algo que técnicamente funcione, aunque sería asqueroso. De todas maneras, no tuve tiempo. Modifiqué mi regla de “hacer todo comestible” a “todo menos los lentes debe ser comestible”.

Cuando finalmente terminó de armar las gafas de galleta, las tomó y se hicieron trizas. Estuvo a punto de darse por vencido pero logró armarla por segunda vez (con más glaseado aún) y pudieron mantenerse firme. Caleb mencionó que en el video no se nota mucho pero realmente cumplen con la función de visualizar contenido en realidad virtual.