Esta aparente chatarra se puede convertir en cualquier automóvil

Esta aparente chatarra se puede convertir en cualquier automóvil

Posible gracias a su suspensión y chasis ajustables, más cámaras de 360 grados y una dosis de CGI.

Un estudio de efectos especiales y contenido creativo ubicado en Londres, The Mill, reveló su más reciente creación, inspirado en los problemas de los fabricantes de automóviles y sus publicistas que enfrentan grandes problemas para anunciar sus coches.

El Blackbird, la aparente chatarra elaborada por The Mill, se puede convertir en cualquier automóvil gracias a su suspensión y chasis ajustables que le permiten adquirir un largo y ancho necesarios para emular a un coche, pero más importante mediante CGI y el uso de cámaras de 360 grados, según reporta The Verge.

Tiene como principal propósito facilitar la publicidad de automóviles a sus fabricantes, ya que pueden enfrentar problemas de disponibilidad y con ello retrasar su publicitación. Es decir, permite anunciar un automóvil “sin necesidad del coche real”, asegura The Mill.

Gracias a su suspensión y chasis ajustables, el Blackbird puede adquirir un largo de hasta 1,2 metros aproximados y un ancho de hasta 25,4 centímetros, además de permitir el cambio de llantas y programar su motor eléctrico para “emular las características de cualquier vehículo” y “replicar las características de conducción”.

Ya que ajustarse a las medidas y cambios necesarios no es suficiente para convertirse en cualquier coche, se aplica una capa de CGI al Blackbird con ayuda de las cámaras de 360 grados que mapean su entorno en 3D, resultado que se puede disfrutar a través de una aplicación de realidad aumentada.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.