Digital Foundry analiza el rendimiento de Zelda: Breath of the Wild

Digital Foundry analiza el rendimiento de Zelda: Breath of the Wild

El juego se ve impresionante considerando las limitaciones de la consola.

La demo de The Legend of Zelda: Breath of the Wild en E3 no dejó a nadie indiferente por su apartado visual. El juego se veía bastante bien y además se trata de un diseño de mundo abierto, algo no hecho antes por Nintendo para la saga.

Pero, ¿y la parte técnica? ¿Puede la Wii U con un juego así de grande? El análisis de Digital Foundry dice que sí, incluso yendo tan lejos como para aseverar que el juego exprime al máximo el hardware de la consola.

Breath of the Wild tiene varios efectos técnicos muy modernos pero aquello tiene un impacto y ese es el framerate. El juego apunta a los 30 cuadros por segundos pero hay secciones donde dicho número cae por causa de enemigos en pantalla o cuando el fuego se propaga por el pasto.

De todas formas, esas caídas no son tan distintas a lo que pasa en consolas más modernas. Por otra parte, en Digital Foundry recalcan que un juego de mundo abierto en Nintendo Wii U es particularmente difícil “por la poca potencia de su CPU”, a diferencia de lo que sucedía en Xbox 360 y PS3, consolas con potencia global general similar pero con una CPU algo más potente.

Será interesante ver como sale la versión de NX en su momento, que seguro se verá mucho mejor.