DC Rebirth: Aquaman, The Flash, Wonder Woman, Titans [FW Labs]

DC Rebirth: Aquaman, The Flash, Wonder Woman, Titans [FW Labs]

El renacimiento del Universo DC continúa con un repaso a los nuevos títulos.

Después de un completo repaso a las primeras entregas del nuevo Universo DC tras el lanzamiento de ‘DC Rebirth’, pasamos a la segunda base analizando los nuevos títulos que llegan a nosotros un par de semanas después, con muchos más por llegar y pasar por este peculiar FW Labs.

En esta ocasión, ‘Aquaman: Rebirth #1’, ‘The Flash: Rebirth #1’, ‘Wonder Woman: Rebirth #1’ y ‘Titans: Rebirth #1’ son nuestro punto de partida, todos ellos con una historia qué contar. La advertencia de Wally West a Flash durante su reencuentro en ‘DC Universe: Rebirth #1’ es apenas el comienzo, así que prepárate para lo que viene.

Si no has leído alguno de los primeros títulos de ‘DC Rebirth’, te invitamos a pasar por nuestro anterior FW Labs o, por supuesto, leer lo nuevo del DC Comics.

Aquaman: Rebirth #1

(c) DC Comics

En los océanos no sólo habitan criaturas marinas y, de hecho, éstas, como los habitantes de Atlantis, son gobernados por un héroe que puede y desea encontrar la paz con los seres de la superficie: Aquaman, quizá el ser con mayor responsabilidades de la Tierra, ya que gobernar las dos terceras partes del planeta no puede ser tan sencillo, ni siquiera para él.

Tan importante para Arthur es que los habitantes de la superficie unan lazos con los atlantes que ha pedido a Mera hacerse cargo de la embajada Spindrift Station, desde la cual no sólo atienden asuntos políticos, sino misiones de las que sólo Aquaman puede encargarse. Hasta The Deluge merece su atención, quizá no tanto, pero nunca se debe subestimar la situación.

Por esa misma razón es el gobernante de las aguas quien debe hacerse cargo de ella, aunque eso signifique restar atención a otros lares, donde personas inocentes pueden perder la vida. Parece difícil elegir, pero algo debe hacerse y sólo alguien puede hacerlo. Los terroristas de The Deluge están enterados y hacen hasta lo imposible para dificultar el trabajo a Aquaman.

Detrás de todo esto no sólo hay necesidad de matar o destruir, sino despreciar al rey de los océanos, Arthur, nacido en la superficie. Es difícil aceptar que un mitad humano y atlante es su gobernante, quien no sólo ha salvado a los suyos en varias ocasiones, sino también a los de la superficie junto con sus compañeros.

Entonces, hay algo que ata a Aquaman a la superficie y a su reino en el océano, lo cual es obvio por su origen. Querido como superhéroe, pero visto como un temible intruso. Pueden creerlo el más estúpido de la Justice League, pero los de la superficie se equivocan, tanto como lo han hecho juzgando a los atlantes.

Aquaman no puede ser víctima de lo que se dice, así que demuestra sus ganas de encontrar la paz con la superficie de la mano de Mera, su amante y mano derecha. Como otros, ha causado daños colaterales que a su vez dejaron víctimas, pero no es algo que ignore y tampoco está en sus planes causar dolor a quienes en primera instancia intenta salvar del peligro.

Se creen muchas cosas de Aquaman y Atlantis, de donde es originaria su madre, quien conoció a su padre, un conserje de faro. Juntos concibieron a un hijo de dos mundos, el cual no tendría qué decidir por los de la superficie o los atlantes, sino intentar ser parte de ambos. Sin importar cuánto lo critiquen y se rían de él, ha salvado vidas en incontables ocasiones.

Esta vez tampoco es la excepción, evitando que The Deluge detone bombas de fusión para no sólo arruinar los planes de Arthur y Mera con respecto a mejorar su relación con los habitantes de la superficie, sino también evitar la muerte de gente inocente por una lucha que desconoce. Ese es Aquaman, atacado en los océanos y en tierra firme.

Mera es su apoyo incondicional y ella lo ha demostrado, así que Arthur tiene mucho qué agradecerle. Ella puede hacer lo que sea por él, incluso comer alimentos que consume la gente de la superficie. Es el amor que un hombre como él necesita, por eso también es su más grande debilidad.

Black Manta está más que consciente de ello y por eso ha estado vigilando a Aquaman, para vengar la muerte de su padre. Lo considera un asesino y pretende que sufra tanto como él, al tiempo que los planes de Arthur para llegar a la paz con la superficie se hundan junto con él. Ese sería el fin de quien gobierna los océanos, pero seguro no será tarea fácil. Claro que no.

The Flash: Rebirth #1

(c) DC Comics

Es como un déjà vu, pues casi te hace creer que estás reviviendo la muerte de Barry Allen, ahora todo un experto forense que se dedica a resolver crímenes. Esta vez toca uno similar a aquel por el que culparon a su padre de asesinar a Nora Allen, su madre. La justicia puede abusar de su poder y decidir quién es culpable sin que haya pruebas que lo demuestren.

Por eso Barry es el indicado para resolver este crimen, aunque el trauma que sufrió por años podría jugar en su contra. Eso y algo similar a tener visiones en las que aparece Wally West, su sobrino, que se entrelazan con un ente que amenaza con matarlos a todos, además de Zoom, que con su simple presencia le recuerda el asesinato de su madre.

Barry piensa que sus visiones son un nuevo poder que le ha otorgado la Speed Force, así que recordó el momento en que fue tocado por ella para convertirse en Flash, tras años de ser un científico forense. Se encontró con la capacidad de correr a gran velocidad y con el tiempo descubrió otras habilidades.

Quizá fue su curiosidad la que lo llevó a alterar la realidad evitando la muerte de su madre, pero parece que nada puede explicar sus visiones. Tal vez es el caso que ajetrea sus sentimientos, porque le recuerda con detalle la noche en que murió su madre a manos de Zoom. Es eso o que la Speed Force intente decirle algo a Barry con desesperación.

Las dudas surgen porque nadie se ha atrevido a estudiar a la Speed Force y con ello descubrir de lo que es capaz, pero para qué arriesgarse. Por eso es mejor seguir el rumbo y encontrar la respuesta al caso que le parece personal. Eso significa que también Flash debe aparecer, quizá para salvar o simplemente ayudar, pues su súper velocidad lo facilita todo.

Claro, hacerlo hasta el cansancio o que alguien como tú aparezca de la nada para intentar dejar un mensaje que no entiendes, por el simple hecho de no reconocer a su remitente. Ver desde la perspectiva de Flash su reencuentro con Wally West, antes Kid Flash. Parece ser que la carta que Barry le dio a Batman luego de ‘Flashpoint’ es la clave.

Tras haber reconocido a Wally y, con ello, salvarlo del olvido, les aguarda una plática emotiva que a más de uno nos sacó una lágrima de cocodrilo. Barry ahora recuerda todo de Wally, sobrino de Iris West, golpeado por un rayo que también le dio acceso a la Speed Force. Hablaron sobre el Flashpoint y todo lo que ocasionó el efecto mariposa.

Sin embargo, el mensaje de Wally está latente, además que Kid Flash quiere asegurarse de que Barry no se sienta culpable por algo de lo que realmente no es responsable. Alguien lo aprovechó para robarles diez años de amistades, madurez y memorias, pero no es todo, ya que está vigilando a todos y puede volver a atacar en cualquier momento.

Puede que la Speed Force esté del lado de Flash, lo que explicaría las visiones y cómo le ayudaron para reconocer a Wally. Ya que todo fue muy deprisa, no hay tiempo para explicaciones ni más reencuentros, así que Flash va en busca respuestas con Batman y para su sorpresa él ya ha hecho algunos descubrimientos.

Después que Wally se apareció en la guarida del murciélago en ‘DC Universe: Rebirth #1’ y no ser reconocido, éste desapareció y sus rayos iluminaron un botón con una cara sonriente, clara referencia a Watchmen. La única pista tangible por ahora, pero aguarda por más, por lo cual Flash debe estar más quieto que nunca, sin acelerar ni bromear.

Barry siente que todo lo acontecido es personal, pues no puede creer de lo que habla con Bruce al respecto. Descubren una radiación increíble en la sangre del botón, pero no hay más explicaciones, sólo suposiciones. Como los científicos que son, Batman le pide a Flash seguir trabajando juntos en un caso que les da muy mala espina.

Wonder Woman: Rebirth #1

(c) DC Comics

Diana, princesa de las amazonas, hija de la reina Hipólita y Zeus, la semidiosa que llegó al mundo hecha de arcilla y arena, por el gran deseo de su madre. Eso o que sus padres se enamoraran y siguieran el curso de la naturaleza, un acto de amor que resultó en el nacimiento de una niña, y también de un niño.

Ella es Wonder Woman, llamada de muchas formas, pero sólo una la consideró apropiada. La admiración de la humanidad por ella, por sus actos, una maravilla de las amazonas. Vencer a los maleantes puede ser la tarea más fácil, pero enfrentarse a Ares, el dios de la guerra, y vencerlo es sólo una muestra de su fortaleza.

Las dudas sobre su pasado y presente hacen que Diana cuestione y quiera saber la verdad, sin juegos. Siendo hija de una reina, se convirtió en la mejor guerrera amazona, aunque de niña fue humillada porque sus hermanas creyeron su falso origen. Ese desprecio debía terminar de alguna u otra forma, aunque significara que la tierra amazona quedara expuesta.

La llegada de un marino moribundo a la isla de las guerreras amazonas con un terrible mensaje desembocó en el sacrificio de la vida que Diana llevaba como hija de la reina Hipólita. La mejor guerrera de Temiscira debía ayudar a que el marino que llegó a la isla volviera a casa, siendo Diana la campeona que dejaría su hogar por el mundo de los hombres.

Eso no sólo le costaría el regreso a su isla natal, sino la juventud eterna y la compañía de amigos y familia. El mundo la llamó Wonder Woman, una mujer que intenta ser fuerte y comprender su historia. Llegó al mundo de los hombres por una razón, pero poco a poco ha perdido la esencia amazona.

Quizá la verdad ayude a entenderlo todo, someterse a su propio lazo para corroborar que lo que cree es cierto. Efectivamente, ella es Wonder Woman, pero además es Diana, una princesa, hija de Hipólita, décima reina de las amazonas. Sin embargo, no parece que sea suficiente, no si la pregunta cambia.

Diana es muchas cosas, una guerrera incansable que busca la paz, considerada una gran aliada como buena compañera y vociferadora de la verdad. Pero no es todo, hay algo más que la verdad tiene para ella: fue engañada. “Quién”, “cómo” y “por qué”, preguntas que requieren una sólida respuesta.

Mientras la historia cambia, Diana quiere saber qué hay de malo con ella y cuándo es que se perdió a sí misma. Quizá cuando dejó que la llamaran Wonder Woman o simplemente cuando perdió el estilo de una amazona. Eso implica volver a estilo propio de Temiscira, un nuevo traje que denote sus raíces, pero además buscar la verdad en el Olimpo.

Lamentablemente para la princesa guerrera encontrar el engaño no parece ser una tarea fácil, sobre todo si es recibida por centinelas que intentan asesinarla, creados por Hefesto, aquel que elaboró el casco supuestamente indestructible de Ares. ¿Acaso significa algo? Pues Diana debía haber sido bien recibida.

Algo ha cambiado en la historia, ya que Diana venció al dios de la guerra y éste es bienvenido en el Olimpo. La verdad espera de la manera más hostil, sólo para descubrir que el lugar donde está no es el Olimpo y que ese alguien detrás de todo no sólo teme a la verdad, sino a Wonder Woman y su determinación.

Titans: Rebirth #1

(c) DC Comics

Hubo un tiempo en que los Teen Titans eran un grupo de cinco jóvenes superhéroes, todos con habilidades más que especiales. Había algo que los unía, como una chispa; difícil de explicar, fácil de sentir, pero al fin y al cabo un vínculo intenso. Así ni los recuerdos podrían desaparecer, pero lamentablemente para Wally West así fue.

Disfrutó cada segundo con ellos como si fuera un regalo, lo cual se convirtió en un simple recuerdo que sólo Wally ha logrado retener. Ha pasado tanto tiempo desde entonces que los recuerdos son como un viaje al pasado, pues quienes eran conocidos como los Teen Titans dejaron de ser niños.

Ahora, digamos, son cuasi adultos, pero Wally tiene fe en que de alguna manera logrará que lo recuerden. Ya en el que solía ser su lugar de encuentro reflexiona sobre ello, sin contar que Nightwing, Dick Grayson, se manifestó sin reconocerlo. Wally sólo quiere arreglar las cosas, pero asustará a los Titans porque sabe todo de ellos.

Es por eso que no sólo requiere algo de tiempo, sino la ayuda de un chispazo, quizá proveniente de la Speed Force. Antes que Nightwing siquiera logre atacarlo es empujado hacia atrás por una fuerza desconocida, similar a la electricidad, pero con un interesante propósito: devolverle sus recuerdos.

Recordar el nombre de Wally era apenas una señal de que Nightwing, antes Robin, de alguna manera se reencontró con su mejor amigo, Wally West, antes Kid Flash. Pero no hay tiempo de explicaciones, pues el resto de los Titans no tienen idea de lo que sucedió y pretenden proteger a su amigo y compañero Dick.

Mientras lo atacan, Wally recuerda todo aquello que caracteriza a los integrantes del grupo al que alguna vez perteneció. La determinación de Roy, la furia protectora de Donna, la sed de verdad de Lilith y la fortaleza de Garth, cada uno expuestos por sus cualidades. Sin embargo, por ahora no hay tiempo de recordar, sino pensar en cómo hacer que ellos lo recuerden.

Eso implica que Wally West, el hombre más rápido del mundo, tenga qué desacelerar para dejarse tocar. Antes de hacerlo, el segundo en recobrar sus recuerdos es Roy, un tipo despreocupado como eficaz con las flechas. Ya con el plan en marcha, le sigue Donna, la disciplinada del grupo. Después vienen Lilith y Garth, ambos con un toque más emotivo.

Y pasó, el plan funcionó, los Titans ya recuerdan a Wally, como si nunca hubiera desaparecido. Nightwing le cuenta su recuerdo, pero seguro que Batman no se tomó con mucha gracia que condujeran su batimóvil. Pero qué importa ya, pues Kid Flash se siente como en casa, aunque hay mucho por contar.

Primero explicando que durante mucho tiempo estuvo fuera de éste, observando lo que sucedía en el universo; que en el pasado siempre fueron amigos, pero fue olvidado tras desaparecer. Los Titans sentían que algo les faltaba, pero no sabían lo que era, pues cómo hacerlo. Ahora que lo saben, merecen saber más.

El grupo se separó por un tiempo, ni siquiera se recordaban los unos a los otros, pues Wally explica que alguien les robó diez años, suficiente para hacerles daño a todos. Sólo sabe lo que hicieron, pero no quienes, los cuales seguramente saben que Wally está devolviendo recuerdos y advirtiendo a sus amigos.

Al parecer quienes están detrás de todo planean atacar de nuevo, pero esta vez no será fácil, ya que Wally no está sólo y ya no es más el único que sabe lo que ha pasado. Las amistades y relaciones están volviendo, por lo tanto los Titans están juntos de nuevo y no van a descansar hasta descubrir a quién y qué clase de peligro se enfrentan.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.